El 'boom' de las ventas 'on line' impulsa el negocio de las firmas vascas de logística e informática

Planta diseñada por la cooperativa Ulma destinada al almacenamiento automático en altura, mediante robot transelevador para manipulación de cargas ligeras./CM
Planta diseñada por la cooperativa Ulma destinada al almacenamiento automático en altura, mediante robot transelevador para manipulación de cargas ligeras. / CM

Empresas guipuzcoanas, como Ulma o Ibermática, se están beneficiando de las inversiones requeridas para distribuir las decenas de miles de paquetes que se envían cada día

FERNANDO SEGURASAN SEBASTIÁN.

El comercio electrónico crece de manera imparable. En España, las ventas a través de internet se elevaron en 2016 a 24.000 millones de euros, un 21% más que en 2015, según el último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Estas cifras son el reflejo del trasiego gigantesco de mercancías sin limitaciones geográficas ni de horario. El e-commerce ha generado una nueva red de distribución en la que convergen centros logísticos, flotas de transporte y potentes sistemas informáticos que permiten que unas chanclas compradas 'on line' lleguen al domicilio del cliente en dos horas, o menos.

El negocio del e-commerce se dispara, así como la competencia. Amazon, que cuenta con ocho centros de distribución en España, va a abrir otros tres, uno de ellos con 100.000 metros cuadrados de superficie en Illescas, al tiempo que El Corte Inglés anima a la distribución europea a unirse para hacer frente al gigante norteamericano creando un 'marketplace' común. Pero la batalla no se libra solo en la cúspide de las megacompañías. A ras de calle, la zapatería de la esquina se anuncia en Facebook y también promete entregas rápidas y seguras.

Toda esta efervescencia se ha traducido en una nueva fuente de ingresos para las empresas de logística y transporte. La patronal del sector (UNO) señala que el negocio del reparto de las compras 'on line' crece en España del orden de un 20% anual. Ahora bien, alerta de que el sector tiene que responder a retos mayúsculos si no quiere sufrir un colapso debido a las entregas ultrarrápidas -la proliferación de servicios en una o dos horas-, los picos de demanda -black friday-, o los problemas que genera la distribución de la última milla -la saturación de furgonetas de reparto-.

«Estamos ante una nueva fuente de negocio que requiere gestionar gran cantidad de información» Jesús Alberdi, Ulma Handling Systems

Las empresas de Euskadi también se están beneficiando de la expansión de este mercado. Así lo afirman responsables de tres compañías señeras consultadas por este periódico: Ulma Handling Systems (centros logísticos), DHL (transporte) e Ibermática (tecnologías de la información), así como el cluster vasco de Movilidad y Logística.

Ulma (Corporacion Mondragon) no solo ha cogido el tren, sino que marcha en cabeza de esta 'revolución' de la logística. Los datos son apabullantes. La cooperativa cerró 2017 con una cartera de pedidos por valor de 230 millones de euros para los próximos dos años, lo que supone un incremento del 167% respecto a 2016 y del 352% en comparación con 2015.

Cambio radical

Juan Jesús Alberdi, director general de la firma, explica que el negocio ha cambiado radicalmente. La logística, centrada hasta hace pocos años en dar servicio a las empresas y a sus clientes, ahora dirige el foco al consumidor final. Las compañías, señala Alberdi, «tienen que hacer frente a pedidos muy personalizados, muy pequeños y muy frecuentes». Otro de los retos es la gestión de las devoluciones, un quebradero de cabeza porque no se puede prever la cantidad y frecuencia de las mismas. La situación se complica por la diversidad de los formatos y el hecho de que los embalajes han sido manipulados. Por otra parte, la gran distribución «se enfrenta a demandas multirreferencia ajustadas a las necesidades de cada punto de venta».

«En España queda recorrido. Estimamos que vamos a crecer entre un 10% y un 20%» iñigo Rosas, DHL Parcel

Estas dificultades están generando nuevas vías de negocio. El cambio en el perfil de la demanda, junto a las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías, están permitiendo a Ulma ofrecer soluciones basadas en el big data, cloud computing, IoT o robótica colaborativa. Alberdi subraya que la «revolución» que vivimos obliga a los ingenieros especializados en logística a desarrollar instalaciones que deben cumplir con las exigencias de rapidez, flexibilidad y exactitud. La cooperativa ha desarrollado el sistema Shuttle para responder a estas demandas del mercado.

Ulma está sacando partido al comercio 'on line'. «Es una nueva oportunidad -reconoce Alberdi-. Un nuevo negocio que lleva adicionalmente a mover gran cantidad de información que hay que generar, recoger, analizar e interpretar, para actuar con gran rapidez». El director general de la cooperativa indica que el número de proyectos en los que trabajan se ha incrementado. Añade que las compañías que demandan una total automatización «son la gran minoría», mientras que el grupo más numeroso todavía está en la fase de probar diferentes estrategias.

La mayor parte de los clientes de Ulma Handling Systems son empresas que quieren potenciar su línea de negocio tradicional con el e-commerce. Se trata, señala Alberdi, de compañías del retail, hipermercados, alimentación, bebidas, libros o alimentos para mascotas que han decidido «convertirse en negocios omnicanal, siendo la venta 'on line' una vía adicional que, dependiendo del cliente, toma más o menos fuerza».

«El proveedor logístico se convierte en el embajador de la marca. Ambos deben trabajar estrechamente» Clara Camprovin, Ibermática

El director general de Ulma Handling Systems resalta la importancia de las tecnologías de la información. Resultan esenciales para que la red que sustenta las ventas a través de internet sea efectiva.

En Donostia tiene su sede Ibermática, compañía que dispone de una sección dedicada expresamente a este cometido. Clara Camprovin, responsable de la sección de Transporte, afirma que la clave del e-commerce radica en disponer de un proveedor logístico de calidad. «Se convierte en el embajador de la marca, por lo que ambos deben trabajar estrechamente para mejorar la experiencia del cliente. Esto se consigue mediante la tecnología».

Flotas de vehículos

El recurso principal de las compañías de transporte y logística son sus flotas de vehículos. Ibermática ha desarrollado para ellas el programa IB Logistic. Utilizando el potencial tecnológico aportado por Microsoft, ofrece herramientas de geolocalización, navegación a bordo, información en tiempo real del tráfico, optimización de rutas y gestión remota de tacógrafos. Camprovin añade que otra de las soluciones desarrollada es IB Logistic Analytics for IoT. Mediante la instalación de sensores en los vehículos, recaba información que posteriormente permitirá mejorar el servicio, como la gestión de inventarios.

El e-commerce está suponiendo un incremento en la facturación de Ibermática. El volumen de negocio en la sección de transporte y logística ascendió el año pasado a 6,5 millones de euros, un 7% más que en 2016. No obstante, representa solo el 3% de la facturación total. Camprovin subraya que esta actividad ha permitido a Ibermática trabajar «con empresas punteras que nos han proporcionado una bagaje único para ofrecer servicios de valor añadido. Estos tiempos de cambio exigen nuevas formas de hacer basadas en la agilidad, eficiencia e innovación».

El comercio eléctrónico se la juega en el transporte de las mercancías. Es la pieza clave. Una de las firmas punteras del sector es DHL Parcel, que tiene su origen en La Guipuzcoana y cuya central para España y Portugal se encuentra en el parque tecnológico de Miramon, donde trabajan setenta personas. Hoy forma parte del grupo Deutsche Post.

«Este sector no se dedica solo a transportas cosas, es una industria con firmas tractoras de primer nivel» Fernando Zubillaga, Cluster de Logística y Movilidad

DHL constata que el comercio electrónico crece de forma acelerada, tanto en España como en Euskadi. En este último caso, concreta que el alza anual ronda el 12%, destacando Álava (15,8%), seguida de Gipuzkoa (10,3%) y Bizkaia (9,8%).

No obstante, desde la compañía se afirma que queda un largo recorrido, porque todavía las compras 'on line' se sitúan por debajo de las realizadas en otros mercados más maduros de Europa. Íñigo Rosas, director de Marketing y Ventas, señala que «nuestra expectativa es crecer entre un 10% y un 20%».

Alternativas de entrega

DHL estima que para responder al reto de este 'boom' del comercio electrónico resulta «vital» ofrecer a los clientes todo tipo de alternativas de entrega. Esta versatilidad implica poder modificar la fecha de recepción del envío, así como elegir que sea entregado al portero, a un determinado vecino o que se realice en un ServicePoint. La gestión de las devoluciones también resulta fundamental. DHL, como otras compañías logísticas, han desarrollado una solución específica.

DHL Parcel invertirá 100 millones de euros hasta 2020 para responder a la demanda y afrontar las puntas de actividad que se originan en Navidad , Black Friday o rebajas. «Si queremos absorber los crecimientos que se avecinan del e-commerce -concluye Rosas- es fundamental que las empresas de transporte podamos consolidar las entregas a través de estos canales».

Fernando Zubillaga, director del clúster vasco de Movilidad y Logística (MLC-ITS), asociación que agrupa a 107 empresas, dispone de un atalaya de observación privilegiada para testar la situación del sector. Zubillaga no duda en señalar que las ventas 'on line' están siendo una fuente de negocio de primer orden. «Benefician a toda la cadena de valor, desde los operadores de mercancías, hasta los distribuidores o vendedores. También impacta positivamente en las plataformas logísticas y en las empresas, ya sean grandes o pequeñas, que diseñan la tecnología que hace posible gestionar esta nueva modalidad de venta».

El director de MLC-ITS subraya la «ingente» labor de innovación que están desarrollando las firmas vascas para responder a este reto. Señala que las compañías asociadas al cluster declaran invertir el 3,5% de su facturación en I+D, adelantándose así al objetivo de la UE, que establece que para 2020 se llegue al 3%.

Zubillaga rompe una lanza por un sector que, como subraya, «no es sólo transportar, llevar personas y cosas de aquí para allá, sino pura industria. Además de grandes innovadores, el sector cuenta con grandes tractores de la economía en posiciones de liderazgo internacional».

El responsable del cluster destaca que al calor de esta 'nueva' economía están surgiendo empresas de nicho especializadas en la prestación de servicios muy exclusivos, como monitorización de la cadena de frío logística, drones, gestión portuaria, geolocalización, gestores de flujos de tráfico y personas, así como de distribución de última milla. Este último aspecto resulta fundamental. La entrega a domicilio de millones de paquetes se convierte en un auténtico cuello de botella, porque en las mismas calles coinciden miles de furgonetas, motoristas o ciclistas con sus bultos a cuestas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos