Las bodegas alavesas y la DOC Rioja pactan una tregua en la guerra de la identidad geográfica

Etiqueta actual de la DOC Rioja./
Etiqueta actual de la DOC Rioja.

En las etiquetas de las botellas, la palabra 'Álava' tendrá el mismo tamaño que 'Rioja', con el fin de lograr una mayor identificación de su procedencia

FERNANDO SEGURASAN SEBASTIÁN.

El cisma en la Denominación de Origen Calificada Rioja de momento no se va a producir. La decisión tomada hace un año por cuarenta bodegas alavesas de tramitar ante el Gobierno Vasco la creación de una denominación de origen propia ha quedado paralizada temporalmente.

La Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA), impulsora de la segregación, anunció ayer que dejaba la cuestión en suspenso durante dos años, para dar tiempo a la implementación de los acuerdos alcanzados en el Pleno de la DOC Rioja. En la sesión de ayer se aprobó que en el etiquetado de las botellas la indicación del municipio de procedencia del vino o la zona (Álava) tengan el mismo tamaño que la palabra Rioja. Además, el Pleno aprobó la puesta al día de la regulación de las indicaciones de zona -se ha planteado que la Rioja Baja pase a denominarse Rioja Oriental-, así como las de municipio o pueblo.

La Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa calificó el acuerdo de la DOC como «histórico» y recordó que durante años ha defendido en el seno del Consejo Regulador de Rioja «la mejora e incorporación de nuevaS categorías acordes a los tiempos y que los actuales mercados demandan y entienden». A juicio de ABRA, con el acuerdo «el origen de los vinos de Rioja Alavesa y sus pueblos tendrán visibilidad para ser elegidos y valorados en base a la singularidad de su procedencia».

Las bodegas alavesas se plantearon salir de la DOC Rioja al considerarse diluidas en la denominación

De esta manera, una vez garantizada la visibilidad, se desactiva la principal razón que llevó a las bodegas alavesas a proponer hace un año la creación de la denominación Arabako Mahastiak-Viñedos de Álava. El primer paso lo dio en solitario la bodega Artadi (Laguardia), porque consideraba que su forma «única» de elaborar vino quedaba diluida en la DOC Rioja, abandonándola en diciembre de 2015.

En julio de 2016, las cuarenta bodegas que constituyen ABRA dieron el paso de solicitar al Gobierno Vasco la constitución de una D.O. estrictamente alavesa. La asociación explicó que el objetivo era «garantizar el futuro de nuestras explotaciones, respetando un modelo de negocio diferenciado, valorando el viñedo y respetando la historia». ABRA consideraba que el futuro «en nuestro caso, no puede estar basado en el volumen y en una producción mayor, sino en la calidad». Y lamentaba que la dirección del consejo regulador «prime a las grandes bodegas frente a las pequeñas, tendiendo a la homogeneización de la marca Rioja».

El consejo regulador aprobó ayer que el origen alavés o riojano sea más visible en las etiquetas

Ante la nueva actitud del consejo, la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa se ha comprometido a paralizar durante un «tiempo prudencial» la tramitación de su propia DOC, pero no descarta que pueda reactivarla en el caso de que la implantación de las nuevas categorías «no se realice adecuadamente o no responda a las expectativas y necesidades requeridas».

Problema «zanjado»

El presidente del consejo regulador, Fernando Salamero, dio por «zanjada» la posibilidad de la salida de las bodegas alavesas y manifestó tras el pleno del organismo que ahora toca «sumar y sumar». En su opinión, con el nuevo etiquetado de las botellas se aportará más información sobre el origen de los vinos, algo que demandaban «operadores, líderes de opinión y consumidores».

Salamero recordó que Rioja contempló ya en 1998 la posibilidad de incorporar el origen de zona o de municipio en las etiquetas, como unidades geográficas menores, pero no había desarrollado la reglamentación necesaria para llevarlo a cabo, lo que sí hará ahora «para facilitar mayor información en el etiquetado de sus vinos».

Para «pilotar» estos cambios y «lograr su adecuado desarrollo» se avanzará en la promoción de estas indicaciones a través de una comisión del Consejo, que será presidida por Ramón Emilio Muro Aguirrebeña, representante precisamente de las Cooperativas de Álava.

El Gobierno Vasco mostró su satisfacción por el acuerdo y aplaudió que el consejo regulador haya abierto un «nuevo escenario en el que se dan unas condiciones aptas para iniciar un proceso de diferenciación real y consensuado» de los vinos alaveses. El Ejecutivo autónomo subrayó que «la Rioja Alavesa ha visto cumplida una de sus demandas históricas», al tiempo que animó «a todas las partes a afianzar y avanzar en la mejora del posicionamiento y diferenciación de los vinos alaveses en el seno de la DOC Rioja».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos