CAF se blinda en Reino Unido, donde pelea contratos por otros 2.000 millones

Un tranvía construido por CAF y correspondiente a la plataforma Urbos 100 circula por las calles de Edimburgo.
Un tranvía construido por CAF y correspondiente a la plataforma Urbos 100 circula por las calles de Edimburgo.

Tras adjudicarse una cartera de 1.200 millones, compra una ingeniería y construirá una fábrica. El Gobierno británico aplaude, en presencia de los Reyes de España, la apuesta de la firma de Beasain, que da así un salto de gigante en su estrategia internacional

JULIO DÍAZ DE ALDASAN SEBASTIÁN

. Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) se convirtió ayer en protagonista destacado del foro económico hispano-británico desarrollado en Mansion House, en plena City londinense, en el marco de la visita de Estado que los Reyes de España realizan estos días al Reino Unido. Y es que, tras adjudicarse una cartera de obra por valor de 1.200 millones de euros en apenas un año, la firma pilotada por Andrés Arizkorreta se ha blindado en aquel mercado al anunciar (en menos de 36 horas), primero, la adquisición de una de las mejores ingenierías del país y, poco después, la construcción de una planta productiva en Gales que dará empleo, a partir del otoño de 2018, a unas 300 personas gracias a una inversión de 38 millones de euros.

El gabinete de la primera ministra, Theresa May, así como el secretario de Comercio Internaccional, Liam Fox, pusieron en valor la apuesta por su país de la firma vasca, que en estos momentos, según ha podido confirmar DV, pelea allí por nuevos contratos ferroviarios valorados en hasta 2.000 millones de euros. Por ahora, la empresa está precalificada en el concurso del Metro de Londres, aunque también ha mostrado su interés por la línea de alta velocidad denominada Hs», que unirá en una primera fase las ciudades de Londres y Birmingham en uno de los mayores corredores ferroviarios de toda Europa.

Ya lo adelantó este diario hace casi un año: CAF quería estar presente en Reino Unido con una planta productiva. Un movimiento lógico en un país en el que las licitaciones ferroviarias están en plena efervescencia (tienen una enorme necesidad de renovar flotas y corredores) y que, si hay suerte, puede llegar a inyectar a la beasaindarra más de 3.000 millones en total.

Y también lo telegrafió el propio Arizkorreta en la reciente junta general de accionistas de la empresa. «Necesitamos generar opciones de crecimiento en el medio y el largo plazo con una propuesta de valor más completa», señaló, para recordar que «existe una creciente demanda de localización industrial asociada a las adjudicaciones». En este sentido no conviene olvidar que buena parte de los competidores directos de CAF, como puedan ser Alstom, Bombardier o Hitachi, tienen fábricas en suelo británico.

El 'Brexit' no asusta a CAF, que es consciente de su buena imagen en Reino Unido -reforzada ahora sin ninguna duda- y también de la necesidad que los inventores de la máquina de vapor y del propio tren tienen de renovar buena parte de su red, por la que hoy circulan (sobre todo en el norte) vehículos de más de 50 años de antigüedad.

«El Reino Unido es el destino número uno en Europa para la inversión externa española, y el anuncio de varios millones de libras por parte de CAF muestra exactamente cómo el comercio está ayudando a crear empleos y oportunidades para las personas; espero celebrar más decisiones de inversión como ésta», señaló Liam Fox ante el Rey Felipe VI y una representación de lo más granado del empresariado estatal.

Pura estrategia

La doble operación de CAF supone una jugada maestra en lo que a estrategia de futuro se refiere. En primer lugar, BWB, la ingeniería adquirida el martes por CAF, representa la esencia de las mejores prácticas en un sector en el que el sello 'british' abre numerosas puertas. ¿Dónde? Pues tanto en los mercados anglosajones puros (por ejemplo, Australia, otro país cuyas infraestructuras bullen de actividad) como en Oriente Medio. Cabe recordar en este punto que al mismo tiempo que los británicos abandonaban sus mercados coloniales o 'desmontaban' sus industrias se quedaban la inteligencia de las mismas, esto es, la ingeniería, ámbito en el que gozan de un enorme prestigio en todo el mundo.

La adquisición de BWB (con sede en Nottingham y oficinas en Londres, Birmingham, Manchester, Leeds, Cambridge y Northampton) se ha realizado a través de la filial CAF Turnkey & Engineering, especializada en proyectos ferroviarios llave en mano. De hecho, el corazón del negocio de la británica no es el mundo de los trenes, sino la ingeniería vicil, con lo que las sinergias entre ambas se presentan numerosas. La suma ofrece una potencia de tiro de 500 de los mejores ingenieros en un conglomerado próximo a los 50 millones de euros de facturación.

De vuelta a las palabras de Arizkorreta ante los accionistas, CAF se ha conjurado para ir más allá de la mera fabricación de trenes y atacar con fuerza segmentos como «la señalización, los equipos de tracción y comunicaciones o las soluciones integrales de transporte». Uno de los campos en los que las sinergias son más evidentes es el de los depósitos de trenes (los apartaderos junto a las vías 'normales' en los que se realizan tareas de mantenimiento; y es que BWB tiene notables conocimientos sobre cómo construir esos depósitos -cosa que CAF, no-, mientras la beasaindarra es líder en el equipamiento de esas instalaciones.

Es evidente que si acudes a un contrato, del tipo que sea, con tu propia ingeniería, más allá de tu capacidad de fabricación, ocuparás más espacio, estarás más próximo de la posición de control de los consorcios y trabajarás más cómodo y con menos 'interferencias' de cualquier tercero. La clave de la compra de BWB, que cuenta hoy con 300 profesionales, es que desde este momento CAF podrá, si quiere -y va a querer- acudir a grandes contratos de ingeniería estrictamente ferroviarios, pero también de cualquier otro tipo.

El Ave Fénix

El aplauso de las autoridades británicas a CAF no se limitó al escuchado en la capital. Fueron muchos y sonoros los que llegaron también desde Gales, donde se instalará la nueva planta internacional de la beasaindarra, que estará dedicada al acabado y las pruebas de los trenes. Será en el Celtic Business Park de la ciudad de Newport, una villa de larga tradición industrial que aún pena el golpe del declive de la siderurgia.

De hecho, la factoría se levantará en los terrenos que un día ocupó la acerera Llanwern Steelworks. La directora del Consejo de Newport, Debbie Wilcox, se felicitó por la llegada de la guipuzcoana; algo que calificó como de «un fénix emergiendo para construir las habilidades del siglo XXI». El primer ministro galés, Carwyn Jones, quien ha comprometido una ayuda de tres millones de libras al proyecto, reconoció que la apuesta de CAF suponía «un importante empujón» para el país.

El fabricante de trenes, que tiene hoy carga de trabajo 'made in United Kingdom' suficiente para ocupar durante varios años las instalaciones de Beasain, aunque se abran las de Newport, espera que el Gobierno galés cumpla con un compromiso no escrito entre ambos pero importante: la construcción de una vía de pruebas junto a la fábrica de unos siete kilómetros que sirva de banco de testeo a CAF.

CAF EN EL MUNDO

PRESENCIA INTERNACIONAL
USA
En 2000, en la ciudad Elmira (NY), abrió una planta de fabricación y acabado de vehículos.
México
En 2009, en Huehuetoca, puso en marcha una fábrica de acabado de vehículos.
Brasil
En 2009, en Hortolandia, llegó una factoría dedicada a la fabricación y realización de pruebas.
Francia
En 2008, en Bagneres de Bigorrote (Dpto. Altos Pirineos), abrió una manufactura especializada en acabado de trenes.
Reino Unido
Tiene, desde 2004, una filial de mantenimiento y asistencia técnica ferroviaria.
CONTRATOS EN REINO UNIDO
1994
Suministro de 14 unidades en Heathrow Express.
1999
Aprovisionamiento de 16 unidades en Northern Spirit.
2002
Contrato con los ferrocariles de Irlanda del Norte (NIR) de 23 trenes y mantenimiento de éstos por 15 años.
2008
Abastecimiento de 27 tranvías y contrato de mantenimiento de éstos por 30 años en Tranvía Edimburgo.
2009
Provisión de 20 trenes diésel y mantenimiento de los mismos por 15 años en NIR. 2012: Suministro de 19 coches para el tranvía de Birmingham.
2015
Contrato con el operador Sergo de 75 coches litera remolcados.
2016
Dotación de 43 trenes eléctricos y otros 55 trenes diésel al operador Arriva UK.
2016
Contrato para la provisión y el mantenimiento de 66 coches con First Group.

Más

Fotos

Vídeos