La biofarmacéutica americana Asklepios elige San Sebastián para abrir una planta

Asklepios Biopharmaceutical se instalará en el Parque de Miramón, que ganará peso como polo del negocio de las biociencias.
Asklepios Biopharmaceutical se instalará en el Parque de Miramón, que ganará peso como polo del negocio de las biociencias. / J. M. SOTILLOS

La llegada supone un espaldarazo a la estrategia del Gobierno Vasco y la Diputación Foral. La consejera Tapia pone en valor que la industria vasca «funciona» y que la tendencia en el sector es «positiva», aunque advierte de que «no debemos perder el pulso»

JULIO DÍAZ DE ALDASAN SEBASTIÁN.

Buenas noticias para las biociencias guipuzcoanas y vascas. La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, adelantó ayer, sin ofrecer más detalles, que San Sebastián acogería en septiembre «una nueva inversión importante» por parte de una empresa extranjera.

Abierto ya el melón, pudo confirmar después de fuentes solventes que esa apuesta por Donostia la protagonizará la firma estadounidense Asklepios Biopharmaceutical, especializada en terapias genéticas y vectores virales. Su labor consiste en aprovechar algunos virus para introducir en el organismo humano material genético terapéutico.

La firma, que invertirá más de siete millones de euros en su despliege en la capital guipuzcoana, se instalará en el Parque Tecnológico de Miramón, donde convivirá con varias empresas locales que ya destacan en ese innovador y prometedor sector. Aunque aún no está decidido, es previsible que se aloje en alguno de los edificios de nueva construcción que allí se preparan.

El próximo aterrizaje en San Sebastián de esta compañía norteamericana, que tiene sede en Chapel Hill, en el estado de Carolina del Norte, y que fue fundada en 2003, supone un espaldarazo enorme a la estrategia de apuesta decidida por las biociencias que, tanto el Gobierno Vasco, como la Diputación Foral de Gipuzkoa impulsan desde hace tiempo a través de diferentes iniciativas.

La llegada de Asklepios Biopharmaceutical a San Sebastián incluye un matiz importantísimo. Y es que los planes de la compañía pasan no solo por abordar el aspecto de mera investigación, sino que -y aquí está la clave- va a producir en Miramón sus vectores.

Según las mismas fuentes, la presencia de Asklepios podría suponer la contratación, en una primera fase, de más de 30 personas. Es de suponer que junto a los profesionales que puedan llegar desde los Estados Unidos, la biofarmacéutica busque también en el talento local a sus trabajadores, lo que, de alguna forma, animaría el parque de Miramón como polo de referencia en el sector de las biociencias. Nada reconforta más a este tipo de empresas tan innovadoras como la presencia de partners y compañeros de viaje similares en las inmediaciones.

Donostia puede presumir de haber encandilado a Asklepios Biopharmaceutical frente a algunos competidores internacionales que también tuvieron sus opciones -o al menos, lo intentaron- de albergar la planta de vectores virales.

Así, este caso se puede considerar como de éxito dentro de la estrategia de Invest In Basque Country que desarrolla en Gobierno Vasco. Al tiempo, representa un evidente triunfo de Gipuzkoa como un territorio atractivo para la inversión extranjera y, además, en sectores de muchísimo futuro.

Poco a poco

Tapia resaltó en la radio pública vasca que «la industria en Euskadi sigue creciendo» y que «funciona». Según explicó, las empresas están logrando nuevos contratos y abordando novedosas formas de hacer; «el sector responde, aunque no se debe perder el pulso, habrá momentos en que, quizás, el crecimiento sea menor, pero la tendencia sigue siendo positiva». «Vamos a ir poco a poco, empleo a empleo, mejorando», dijo.

La firma, con sede en Chapel Hill, en el estado de Carolina del Norte, invertirá más de siete millones

El aterrizaje de Asklepios supondrá, más allá de un refuerzo a la I+D, nuevas contrataciones en Miramón

En este sentido, y junto a la inversión en Donostia, recordó que varias empresas del ámbito logístico, como UPS, TNT-Fedex o DHL, han apostado recientemente por Álava. También citó el proyecto 'Haizea Wind' en el puerto de Bilbao.

Tapia no rehuyó comentar algunos nubarrones que afean la fotografía general. Así, explicó que La Naval se encuentra a la espera de que se pronuncie el empresario asturiano Manuel del Dago o que el concurso de Xey se encuentra en la fase de liquidación, aquella en la que «pretendemos encontrar inversores que quieran continuar la actividad». «Es un procedimiento largo y trabajamos para colaborar en este momento de buscar soluciones», añadió.

Sobre CNA, aseguró que la catalana «no ha estado a la altura». «O la planificación estuvo mal hecha o no se ha ejecutado correctamente», declaró. La consejera se refirió al pretendido plan de viabilidad presentado por Cata, que pasa, recordó, «por el cierre de la planta de Garagartza».

Más

Fotos

Vídeos