La banda ancha 'ultrarrápida' llegará en dos años al 98% de los polígonos industriales de Gipuzkoa

El polígono industrial de Itizar, en Deba, es uno de los más antiguos de Gipuzkoa y el más extenso, pero carece de fibra óptica./LOBO ALTUNA
El polígono industrial de Itizar, en Deba, es uno de los más antiguos de Gipuzkoa y el más extenso, pero carece de fibra óptica. / LOBO ALTUNA

El Gobierno Vasco prevé que el 96,5% de las áreas empresariales de Euskadi cuente con fibra óptica de 100 megas, uno de los ratios más altos de la UE

FERNANDO SEGURASAN SEBASTIÁN.

Una empresa sin fibra óptica es como un atleta que disputa una carrera con unas zapatillas que le aprietan el pie. Podrá competir, pero no ganará e incluso es posible que tenga que retirarse. En el ámbito industrial ocurre lo mismo. Sin una conexión en banda ancha 'ultrarrápida' pretender ser alguien en la industria 4.0 es una entelequia.

El Gobierno Vasco desarrolla el Programa de Extensión de Banda Ancha (PEBA) con el fin de dotar de conexión 'ultrarrápida' a la práctica totalidad de los 910 polígonos industriales censados en Euskadi. En torno a 500 ya disponen de este servicio o cuentan con planes firmes por parte de las operadoras para implementarlo en un plazo máximo de tres años. El resto -zonas blancas- carece de expectativas de disponer de fibra óptica debido a que las compañías de telefonía consideran que no les resulta rentable extender la red hasta estas áreas. La consecuencia es que quedan fuera de cobertura 4.507 empresas y 69.624 trabajadores.

4.507
empresas
situadas en polígonos carecen de fibra óptica
En ellas trabajan 69.624 personas.
146
polígonos
se subvencionarán este año
De ellos, 60 se encuentran en Bizkaia, 50 en Gipuzkoa, y 36 en Araba.
10
millones de euros
10
han invertido las instituciones vascas en los dos planes, con Telefónica como principal adjudicataria.

El Ejecutivo autónomo y las tres diputaciones, para evitar que esa parte sustancial del tejido económico quede descolgado de las conexiones 'ultrarrápidas', han asignado a las operadoras cuantiosas inversiones a través del programa PEBA. Estas partidas son el gancho para que se interesen por ofertar banda ancha de última generación a estos polígonos infradotados. En la convocatoria del año pasado, el Ejecutivo autónomo reservó 1.960.152 euros a este fin, logrando que Euskatel, Telefónica y Neutra (MasMovil-Ibercom) se comprometieran a instalar la fibra óptica en 224 polígonos, que agrupan a 3.346 empresas con 48.609 empleos. El plazo de ejecución termina en abril de 2019.

El Ejecutivo autónomo acaba de aprobar la segunda fase de PEBA, dotado con 7.977.068 euros y un plazo de ejecución que expira también en abril de 2019. En esta ocasión la única compañía interesada ha sido Telefónica. La operadora se ha comprometido a instalar la fibra óptica en 146 polígonos, en los que se localizan 1.132 empresas que dan empleo a 20.575 personas.

Una vez completados ambos despliegues, solo quedarán fuera de cobertura 29 areas industriales, la mayoría con una sola empresa y un total de 440 empleados. El Gobierno Vasco estima que en tres años el 96,5% de los polígonos industriales (881 de un total de 910) dispondrán de fibra óptica. El territorio con mayor cobertura será Gipuzkoa, con un 98% (487 de 497), seguido de Bizkaia con un 95,5% (325 de340) y Araba con un 94,5% (69 de 73).

Esfuerzo inversor

Aitor Urzelai, director de Emprendimiento, Innovación y Sociedad Digital del Gobierno Vasco, explica que el esfuerzo inversor ha sido necesario para incentivar a las operadoras a que inviertan en los polígonos menos atractivos. «Estas compañías buscan rentabilizar sus inversiones, pero este objetivo resulta difícil de alcanzar cuando las áreas industriales se encuentran dispersas y su tamaño es reducido. El Gobierno Vasco ha cubierto este 'gap' mediante subvenciones que, en el caso de la segunda fase del plan, han llegado al 90% de la inversión». En concreto, Telefónica invertirá 8.863.409 euros, con una ayuda de las instituciones de 7.977.068 euros.

La operadora extenderá la fibra óptica a 146 polígonos, de los que 36 se localizan en Araba, 60 en Bizkaia y 50 en Gipuzkoa. En este último territorio la banda ancha ultrarrápida llegará, entre otras áreas, a Itziar, Altzo, Antzuola, Arrasate (Garagartza y Meatzerreka), Donostia (Papin), Tolosa (Aldaba), Bergara (Osintxu, Elorregi, Ubera), Errenteria (Egiluze), Zarautz (Urteta), Urretxu y Ormaiztegi.

Urzelai señala que la disponibilidad de fibra óptica colocará a las empresas en una posición más competitiva. «Contar con una buena conectividad es imprescindible. En unos tiempos en los que hablamos de la industria 4.0, donde las máquinas y los productos están conectados a internet, no se puede prescindir de la banda ancha 'ultrarrápida', máxime cuando las empresas están aplicando conceptos como el 'big data' o el 'cloud computing'.

El despliegue de la fibra óptica, según Urzelai, colocará a Gipuzkoa en posiciones de cabeza en conectividad. «En el ámbito estatal, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, con el que estamos en contacto para desarrollar el plan, nos ha trasladado que somos la comunidad autónoma más avanzada».

Comunidad más avanzada

En el marco europeo existe un índice (Digital Economy and Society) que compara el nivel de conectividad y digitalización de los veintiocho países. El Instituto Vasco de Competitividad (Orkestra) está aplicando los criterios del índice a Euskadi y, según Urzelai, «los primeros borradores nos situarían en el segundo puesto, solo superados por Holanda».

El Gobierno Vasco ha completado el PEBA con la puesta en marcha de un nuevo servicio, el Observatorio de Banda Ancha. Su objetivo es comprobar que las operadoras cumplen sus compromisos y ofrecer información a los municipios que quieren conecer su situación en cuanto a conectividad. Este Observatorio también evaluará la posibilidad de poner en marcha un tercer Plan de Extensión de la Banda Ancha. En este entrarían los 29 polígonos que han quedado fuera y los que pudieran descolgarse de los dos programas anteriores.

Más

Fotos

Vídeos