Liberbank asume pérdidas de 270 millones para sanear su balance

Un cajero de Liberbank. /Efe
Un cajero de Liberbank. / Efe

La entidad ha dotado de golpe 600 millones tras vender su cartera de activos a Bain y Oceanwood

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La entidad financiera Liberbank ha reconocido unas pérdidas de 270 millones de euros en los nueve primeros meses del año para acelerar el drenaje de activos improductivos que perjudicaban su balance y de los que ahora se ha desprendido por un valor superior a los 600 millones de euros, según ha comunicado el grupo a la CNVM

El traspaso de los activos inmobiliarios suponía uno de los lastres que tenía la entidad, como consecuencia de la herencia de la crisis, y suponía una necesidad para fortalecer el balance del grupo, a las puertas de la ampliación de capital por valor de 500 millones de euros que el banco formalizará posiblemente en los próximos días, según apuntan fuentes del sector. Tras anunciar el pasado domingo la venta de su cartera de inmuebles improductivos a los fondos Bain y Oceanwood por valor de 602 millones de euros, Liberbank ha conseguido reducir su exposición inmobiliaria en 1.044 millones de euros entre enero y septiembre. El rápido desagüe de su 'ladrillo' tóxico se ha materializado con un descuento próximo al 60% sobre su valor en libros.

La dirección de Liberbank -el banco que integra las antiguas cajas de Asturias, Cantabria, Extremadura y CCM- ha optado por la estrategia de evacuar de la forma más rápida posible la cartera inmobiliaria que más daño podía hacerle a su balance, a costa de asumir más pérdidas puntuales. Sin embargo, lo ha conseguido hacer elevando las coberturas del 40% al 50% y manteniendo sus ratios de solvencia en el 10,3% en el caso del CET1, como en el 12% en el total, por encima de los requerimientos, antes de la citada ampliación de capital.

El resultado del banco antes de provisiones o margen neto se situó en 182 millones tras reducirse un 56,4%, que se convierten en unas pérdidas de 463 millones antes de impuestos por un deterioro de activos de unos 232 millones y otros quebrantos por importe de 434 millones. Estas dos partidas hacen que el total de saneamientos de Liberbank ascienda a 666 millones.

En negocio, el margen de intereses fue de 303 millones, un 10,7% menos, por la menor aportación de la actividad minorista. Los ingresos por comisiones se redujeron un 5,2%, a 130 millones, con lo que los ingresos típicos bancarios –intereses y comisiones- quedaron en 433 millones y el margen bruto cayó un 32,9%, hasta 500 millones, después de que el resultado de operaciones financieras se redujera un 77,6% en tasa interanual. Asimismo, los gastos de explotación bajaron un 2,2%, a 292 millones.

Fotos

Vídeos