Diario Vasco

El Banco de España insta a las entidades a no «engañar» al vender sus productos

Vista del Banco de España en Madrid.
Vista del Banco de España en Madrid. / Archivo
  • El subgobernador, Javier Alonso, aconseja a la banca "mayores esfuerzos" para que los clientes comprendan las condiciones de los contratos, como en las hipotecas

El subgobernador del Banco de España, Javier Alonso, ha lanzado un aviso a las entidades financieras al aconsejarles una mayor “veracidad” a la hora de trabajar con sus clientes tanto en la venta de productos como en sus relaciones financieras. Lo ha hecho para advertirles de que no deben llevar a cabo estrategias de comercialización “engañosas” en cuanto a los nombres y descripciones de los productos. “No deben ser confusos respecto a sus características de rentabilidad y riesgo”, ha indicado el subgobernador durante su intervención en el Encuentro del Sector Financiero de Deloitte, Sociedad de Tasación y ABC.

De esta forma, se ha referido indirectamente a las consecuencias de los últimos conflictos que se ciernen sobre el sector, como el de las cláusulas suelo hipotecarias o las participaciones preferentes, y que están generando un impacto millonario en muchas de esas entidades. Además, Alonso ha reconocido que “la falta de buenas prácticas” en la venta de esos productos y servicios bancarios “no ha sido ajena” al “deterioro de la confianza” que los ciudadanos han dejado de depositar en la banca.

El subgobernador ha aconsejado mejorar el lenguaje utilizado en las relaciones bancarias. “Debe evitarse el uso de términos que ofrezcan una falsa sensación de seguridad en cuanto al a percepción de una renta o interés”, ha indicado. Además, ha señalado a las entidades para que realicen “mayores esfuerzos” a la hora de asegurarse de que sus usuarios sean “capaces de comprender las condiciones de la operación en cuestión” que se va a firmar. Tampoco ha querido dejar pasar por alto el hecho de que la banca “extreme el celo” a la hora de ofrecer “una adecuada información precontractual”, así como para evitar la venta de productos a clientes “cuyo perfil no es apto” para comprar esos activos.

El número dos del supervisor no ha dejado pasar por alto en su intervención el ajuste que ha realizado el sector bancario en cuanto a oficinas y personal. Pero lo ha hecho para indicar que “aún existe margen de mejora adicional” en cuanto a la corrección que sufren las entidades. Es decir, hay espacio para recortar más sucursales y plantilla, a pesar de que, como ha recordado, desde 2007 la reducción ha sido del 37% en el caso de las oficinas y un tercio en cuanto a la masa de trabajadores.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate