Los cinco puntos negros del mercado laboral vasco

El Consejo de Relaciones Laborales advierte de que se ha logrado la recuperación económica «a costa de la pérdida de 75.000 empleos»

ANA BARANDIARAN

El Consejo de Relaciones Laborales (CRL) ha desgranado este miércoles, durante la presentación de su tradicional informe anual, los que considera que son los cinco principales puntos negros del mercado laboral vasco: la desconexión entre empleo y recuperación económica, la baja calidad de las nuevas contrataciones, la caída de la población activa como causa de la reducción del paro, la falta de cobertura de las mujeres en la negociación colectiva y, en general, los escasos avances registrados en este apartado.

En relación al primer punto, el presidente del CRL, Tomás Arrieta, explicó que el PIB vasco ha recuperado ya los niveles previos a la crisis y, sin embargo, en lo que se refiere al empleo se constata una pérdida de 75.000 puestos de trabajo en este tiempo. «La recuperación se ha logrado a costa de reducción del empleo», ha asegurado.

También ha resaltado que la progresiva reducción del paro, hasta el 11,4%, tiene ‘trampa’ en cierto modo. Y es que la principal causa de esta bajada no es tanto que se estén creando nuevos puestos de trabajo como que está cayendo la población activa por las jubilaciones.

A la modesta cantidad de empleo que se crea se suma su baja calidad. El CRL ha aportado varios datos elocuentes al respecto. En relación a la temporalidad, ha destacado el creciente índice de rotación, con más de tres contratos por empleo. Además, casi la mitad de estos tiene una duración inferior al mes. También ha resaltado que un 40% de los contratos son a tiempo parcial y que caen los salarios de los nuevos trabajadores.

Otra sombra en la que puso el foco Arrieta es la negociación colectiva. Ha llamado la atención sobre el hecho de que el porcentaje de asalariados sin cobertura se dispara entre las mujeres y también ha advertido de los escasos avances logrados, pese a la firma del acuerdo de enero para blindar los convenios vascos. «Todavía no se ha normalizado», ha apuntado. No ha querido entrar en el reparto de responsabilidades pero sí ha dado una pista clave: Álava, donde hay una mayor presencia de CC OO y UGT, es el territorio en el que se observan mayores mejoras.

Más noticias

Fotos

Vídeos