Azpiazu reclama una subida de salarios para «garantizar el crecimiento de la economía vasca»

Pedro Azpiazu, consejero de Hacienda del Gobierno Vasco. /
Pedro Azpiazu, consejero de Hacienda del Gobierno Vasco.

Dice que, pese a un incremento del PIB dos décimas inferior al de España, la ganancia de competitividad fue superior en Euskadi en 2017

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

El debate sobre la subida salarial ha alcanzado un nuevo estadio. Hasta el momento los mensajes favorables se limitaban a un sencillo causa-efecto. Si la situación de la ‘empresa X’ es mejor, que ello tenga reflejo en la remuneración de sus trabajadores. Este martes, el consejero de Hacienda y Finanzas, Pedro Azpiazu, ha insistido en dicho mensaje, pero ha añadido otro argumento directo a la línea de flotación de las compañías. «La subida de salarios es el único instrumento disponible para impulsar la actividad económica», ha advertido. Esto es, si las empresas que pueden no dan ese paso, el crecimiento vasco puede verse condicionado. En sus manos se lo dejo, que diría el otro.

Con un insinuante «a todos nos interesa que las cosas funcionen», Azpiazu ha firmado esa nueva recomendación para que las retribuciones aumenten y así se pueda mantener también uno de los ingredientes que ha ayudado a la economía vasca a consolidar un crecimiento del 2,9%: el consumo de las familias. El consejero ha comparecido tras el Consejo de Gobierno del Ejecutivo vasco para confirmar los datos de las cuentas trimestrales avanzados el pasado mes por el Eustat. El informe detallado se ha hecho público este martes y ha confirmado que el Producto Interior Bruto (PIB) avanzó un 2,9% el pasado año y la creación de empleo aumentó un 2,1% -una décima más de lo esperado-.

Azpiazu ha esgrimido que esa diferencia entre el crecimiento del PIB y del empleo tiene que «permitir una subida de salarios» en aquellas empresas que no estén en dificultades. El consejero ha justificado que ese paso es esencial para impulsar la actividad económica de la comunidad dado que «la política fiscal no tiene margen» y la política financiera tampoco sirve al estar los tipos de interés a cero. Elevar los sueldos de los trabajadores «es una garantía de crecimiento económico y de empleo de futuro», ha recordado el consejero.

El Gobierno Vasco ha mostrado su satisfacción por la evolución de la economía durante 2017. El crecimiento se situó finalmente en el 2,9%, la misma tasa prevista por el Ejecutivo autonómico en la última actualización realizada en octubre -se arrancó el curso con un objetivo del 2,5%-. Azpiazu ha subrayado una serie de conclusiones positivas al calor de los datos. En primer lugar, ha destacado el avance en creación de empleo, con cerca de 19.000 puestos de trabajo creados a tiempo compleo -18.800 concretamente- hasta situar la cifra media en los 935.000 trabajadores (la más alta desde 2011). «El empleo evoluciona de una forma muy estable y permite una ganancia de productividad para el conjunto de la economía notable, muy por encima de lo que consigue el conjunto de España», ha reseñado Azpiazu.

Por otra parte, el consejero ha valorado que el crecimiento en el consumo privado se haya moderado hasta el 2,8%, por debajo del incremento del PIB. «Es bueno que el consumo no crezca más que el PIB para no aumentar el endeudamiento de las familias», ha confesado Azpiazu, que también ha apuntado a que la inversión está mejorando «lo que favorecerá el crecimiento futuro».

Y por sectores, el repunte de la aportación de la industria ha sido también bienvenido por el consejero. Tras un inicio de ejercicio con menos fuste que el resto de sectores productivos, la industria concluyó el año con un crecimiento interanual del 3,7% en el último trimestre, lo que fijó el crecimiento acumulado en el 2,7%. «Además viene respaldado por un aumento de la entrada de pedidos», eha explicado Azpiazu, lo que aumenta las expectativas de cara a este curso. Aun así, el consejero fue prudente y no quiso revisar nuevamente las expectativas de crecimiento para este año, que se sitúa en un 2,5% del PIB y en la creación de 15.000 puestos de trabajo.

Gipuzkoa, a la cola

Por territorios, Gipuzkoa fue el que menos creció en 2017, con un aumento del PIB del 2,8% -el mismo que en 2016-. Hay que valorar, eso sí, que en el primer trimestre el aumento se situó en el 2,5% y el curso se cerró con un 3,2% -el primer trimestre por encima del 3% desde el arranque de 2016-, de forma que la progresión parece la adecuada. Esa evolución le llevó a registrar un nuevo récord del PIB, que se elevó hasta los 24.248,8 millones de euros. En lo que respecta al resto de territorios, Álava fue el que más vio crecer su PIB, un 3%, por el 2,9% de Bizkaia.

Temas

Pib

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos