Diario Vasco

El periodo medio de pago a los autónomos es tres veces superior a lo permitido por la ley

  • El 11% de los autónomos proveedores tarda más de 6 meses en cobrar sus facturas

El periodo medio de pago de las facturas a los autónomos, entre el sector público y privado, se sitúa en 84 días durante el primer trimestre del año, es decir, tres veces más que lo que permite la Ley de Morosidad, según el informe presentado este miércoles por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

En este sentido, el presidente de la asociación, Lorenzo Amor, ha pedido a los candidatos a las elecciones "la creación de un recargo del 20% para todas aquellas personas o administraciones que no cumplan la ley". Para el presidente de ATA, la situación "produce pánico", por lo que propone la creación de un cuerpo de inspección que vigile la morosidad, ya que "no se puede hablar de resultados y de cumplimiento del objetivo de déficit y que luego se incumpla la ley", ha manifestado.

Además, ha pedido que se ponga en marcha un buzón anónimo para denunciar las malas prácticas de empresas y administraciones. Asimismo, ha hecho alusión a la CNMC, a quien ha reclamado que "asuma responsabilidad respecto a los periodos de pagos, pues es un instrumento de competencia desleal".

Con todo, las administraciones públicas han recortado este trimestre su periodo de pago medio un 5,6% con respecto al mismo trimestre del ejercicio anterior, hasta una media de 85 días. En este sentido, el mayor esfuerzo se ha realizado en la Administración Local, con una reducción del 14,9%, seguida de la Administración Central, que ha recortado su periodo en un 6,7%. Sin embargo, las administraciones autonómicas han incrementado el plazo en un 0,9%.

Así, han sido Aragón, con 123 días; Murcia, con 122, y Cataluña, con 120, las comunidades autónomas que más han infringido la Ley de Morosidad. Andalucía, la Comunidad Valenciana y Madrid también se sitúan por encima de la media nacional.

En el otro extremo, La Rioja, con 48 días; País Vasco, con 51, y Galicia, con 52, son las comunidades que menos tardan en pagar a sus proveedores.

En este sentido, el informe destaca que seis comunidades autónomas han aumentado sus periodos medios de pago, frente a 10 que los han reducido. Entre ellas, Baleares es la que ha experimentado una mayor reducción, con un 27,6% menos, al pasar de los 98 días de media de 2014, a los 71 actuales.

Las empresas, las más morosas

Los plazos de pago entre las empresas se sitúan en 83 días, con lo que también incumplen los 60 días que establece la Ley de Morosidad. En este caso, la reducción que se ha experimentado con respecto al año 2014 ha sido de un día.

En está línea, Lorenzo Amor ha calificado como "llamativo" el hecho de que las empresas cotizadas, en su presentación de resultados ante sus accionistas, "presuman de ser empresas socialmente responsables y sigan pagando con retraso a sus proveedores".

Son las grandes empresas las que más tardan en pagar, con una demora que supera los 4 meses en hacer frente a las facturas que tienen con los proveedores autónomos. En cuanto a las transacciones entre los propios autónomos y con empresas de menos de 10 trabajadores, el informe indica que son estos los únicos sectores que cumplen con lo establecido por Ley, con un plazo de pago de 57 y 60 días, respectivamente.

Además, los datos de ATA reflejan que el 11% de los autónomos proveedores tarda más de 6 meses en cobrar sus facturas. Asimismo, un 34,7% experimenta un retraso en el cobro de entre 3 y 6 meses. En esta línea, el informe destaca que más de la mitad cobra antes de los 90 días.

Por comunidades autónomas, Andalucía y Castilla-La Mancha son las comunidades autónomas en las que más morosidad privada hay, con una media de 95 días. Por el contrario, Canarias y Cantabria son las comunidades donde más se respetan los periodos medios de pago que establece la ley, con 69 y 74 días, respectivamente.

Por último, Lorenzo Amor ha hecho referencia a las recientes propuestas de los partidos políticos, como ha sido el caso de Ciudadanos, que ha pedido que aquellos trabajadores autónomos que se sitúen por debajo del salario mínimo estén exentos de cotizar. En este sentido, Amor ha pedido coherencia a la hora de proponer "medidas realistas y con un sustento".

En concreto, ha manifestado que se trata de una petición que ATA ya había realizado, si bien, ha matizado que aunque se hagan muchas alusiones a la cotización, "hay muchos autónomos a los que les preocupa más la prestación social".