Asteasu queda fuera del plan de despidos de Siemens Gamesa

Exterior de la planta que Gamesa posee en Asteasu./
Exterior de la planta que Gamesa posee en Asteasu.

La empresa anuncia a los sindicatos que la medida afectará a 408 trabajadores en España y ELA afirma que no tendrá repercusión en las plantas vascas

FERNANDO SEGURA

Respiro de alivio en las plantas vascas de Siemens Gamesa. El recorte de 408 trabajadores en Españano afectará a las plantas productivas de Asteasu y Mungia, ni tampoco a la navarra de Aoiz. Así al menos lo ha asegurado ELA a este periódico, tras la información trasladada por el fabricante de aerogeneradores a los sindicatos mediante videoconferencia. La compañía no comunicó públicamente cómo afectarán los despidos a las diferentes plantas existentes en España, pero el sindicato nacionalista adelanta que el misil pasará casi de largo por Euskadi. En todo caso, si bien las rescisiones no se aplicarán en las plantas productivas, queda por concretar si impactarán en el personal de oficinas y en los centros de I+D. Es decir, en Zamudio, donde se encuentra la sede central de Siemens Gamesa.

La multinacional cuenta con 4.500 trabajadores en España distribuidos en dieciséis plantas, de los que 700 desempeñan su labor en la Comunidad Autónoma Vasca. Por tanto, el recorte de 408 empleos en el Estado, a efectuar en tres años, con ser una pésima noticia, queda atemperada si tenemos en cuenta que el recorte previsto en todo el mundo será de 6.000 operarios, de una plantilla de 27.000. Por otra parte, la mayor parte de los despidos en España, en torno a 305, afectarán a eventuales y contratados mediante ETT.

La empresa anunció este ajuste la semana pasada en el transcurso de la presentación de resultados del último trimestre, lo que permitió también conocer las cifras consolidadas desde el momento de la fusión, a principios del pasado abril. Las ventas para ese periodo se han situado en 5.022 millones de euros, lo que supone un descenso del 12% en comparación con los ingresos consolidados del pasado año. Esa reducción ha tenido un importante impacto en el resultado final de la firma, que ha finalizado este primer semestre de vida con unas pérdidas netas de 135 millones de euros y una fortísima bajada en Bolsa. Siemens Gamesa ha tenido que soportar el parón temporal de las nuevas adjudicaciones de parques eólicos en la India, mercado del que dependía hasta ahora el 30% de sus ingresos. La empresa ha mostrado su confianza en que este mercado volverá a abrirse en el primer trimestre de 2018.

El dato

700
trabajadores. Esta es la plantilla de Siemens Gamesa en Euskadi, distribuidos en las plantas de Asteasu y Mungia, así como en la sede de Zamudio. En Navarra cuenta con dos fábricas, en Aoiz y Olazagutía, con 1.600 trabajadores. En el Estado, la plantilla se eleva a 4.500 personas.

Ante esta situación, la multinacional ha optado por reducir la capacidad de producción en aquellas instalaciones menos competitivas. El objetivo es mantener el liderazgo mundial en el sector de la generación eólica con unos ratios similares a los que en estos momentos tiene su principal competidor, la firma danesa Vestas. En ese contexto, todo apunta a que la sangría se producirá en los países con mayores costes de mano de obra y, también, allí donde se hayan detectado más duplicidades. Ese sería el caso de Dinamarca -donde Siemens tenía una importante capacidad de producción de aerogeneradores terrestres-así como en Alemania, donde Gamesa disponía de una factoría de producción de equipos offshore, fruto de la adquisición de la filial Adwen. Por contra, la firma ya ha anunciado su deseo de potenciar la producción en África y Asia.

ELA considera que «no hay justificación» para que Siemens Gamesa plantee una medida «tan traumática» como el despido de 408 trabajadores en sus plantas en España durante los próximos tres años. Por su parte, UGT rechaza los planes de la multinacional. El sindicato denuncia que los trabajadores procedentes de Gamesa han sufrido distintas reestructuraciones desde 2012.

El sindicato recuerda que la compañía se comprometió a que la fusión no afectase al empleo y que, en caso de que se llevara a cabo «algún ajuste puntual», sería a través de medidas negociadas con los sindicatos y de carácter «no traumático». En este sentido, UGT insiste en que cualquier ajuste de personal debe ser negociado, para lo que ha propuesto que se efectúe mediante bajas voluntarias espaciadas en el tiempo y prejubilaciones a tres años a partir de los 55 años de edad.

Asteasu

La presencia de Siemens Gamesa en Gipuzkoa es notable, aunque solo disponga de la planta productiva de Asteasu. La plantilla de la factoría guipuzcoana es de 183 trabajadores. Su actividad se orienta a la producción de componentes para multiplicadoras, una pieza que aumenta la velocidad de giro de los motores de las turbinas.

La importancia de la multinacional para Gipuzkoa se extiende a los proveedores. Gamesa trabaja con 300 empresas situadas en nuestro territorio, a las que compra componentes por valor de 100 millones de euros anuales. Cabe recordar que, por ejemplo, la expansión de Gamesa en India ha tenido un efecto de arrastre sobre Hine (Olaberria) y Glual (Azpeitia), con fábricas propias en aquel país. Ambas se encuentran también en China, siguiendo la estela de la multinacional. En Euskadi, los suministradores de Gamesa se elevan a 700 y las compras a 250 millones.

Un ex de Fagor al frente del proceso

El proceso de reducción de personal en el gigante eólico va a tener un protagonista cuando menos peculiar. Y es que al frente del departamento de recursos humanos de Siemens Gamesa está Xabier Bengoetxea (Usurbil, 1965), quien fuera presidente de la quebrada Fagor Eléctrodomésticos y posteriormente, en su primer año, directivo de la nueva Fagor CNA. Además de su vinculación con la quebrada firma de electrodomésticos, Bengoetxea posee experiencia en la gestión de personal, ya que fue responsable de recursos humanos en Fagor Group.

Temas

Siemens

Fotos

Vídeos