CC OO y UGT arremeten contra LAB por volcar la negociación hacia la empresa

Garbiñe Aranburu defiende «dar el salto a las compañías» y las centrales de corte confederal le acusan de «abandonar a los trabajadores»

P. A. SAN SEBASTIÁN.

La brecha abierta en Euskadi en los últimos años entre las centrales abertzales y las de corte confederal a raíz de las diferentes concepciones en lo que respecta a la negociación colectiva se va agrandando poco a poco. Las declaraciones realizadas este fin de semana por la secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, en las que defendía la necesidad de «dar el salto a la empresa para confrontar conla patronal y generar la mayor conflictividad posible, sin que ello indique una renuncia de la organización al ámbito de negociación sectorial», ha vuelto a provocar una dura reacción por parte de CC OO y UGT, que acusan a la central abertzale de «abandonar a su suerte a una gran parte de los trabajadores».

La polémica no es nueva, ya que ELA lleva tiempo defendiendo dicha estrategia y LAB había mostrado en los últimos meses su disposición a recorrer también ese camino, en un intento de «salir del esquema clásico de negociación colectiva para evitar el bloqueo que impone la patronal, principalmente a la negociación sectorial».

La central abertzale entiende que la reforma laboral aboca a los sindicatos a llevar la negociación a la empresa, ya que es únicamente en dicho ámbito donde se pueden «limitar sus efectos más perversos». Además, Garbiñe Aranburu acusó a CC OO y UGT de «hacer el juego sucio» a la patronal, «que encuentra en estos sindicatos al socio más barato para firmar convenios».

La reacción de estos sindicatos no se hizo esperar y ayer arremetieron contra el sindicato abertzale. La secretaria de Acción Sindical de CC OO de Euskadi, Mari Cruz Vicente, calificó de «vergonzosa» la posición de LAB, «al que no le preocupa lo más mínimo la situación de las condiciones laborales de los trabajadores vascos».

Vicente indicó que la política sindical de LAB, de «puro seguidismo de ELA, ha llevado a la eliminación de los convenios sectoriales en una gran parte y ambos sindicatos han conseguido que el 20% de los trabajadores que tienen derecho a la negociación colectiva tenga su convenio decaído, sin otro ámbito superior de referencia». También recordó que 242.000 trabajadores, un 42% del total, tienen sus convenios en situación de ultraactividad sin renovarse desde hace mucho tiempo.

«En cuanto a barato o caro, habría que decir que en el ámbito sectorial, donde CC OO ha firmado la mayoría de los convenios, los incrementos salariales son superiores (1,55%) a los suscritos en las empresas (1,51%)», señaló. Finalmente, indicó que la patronal también está apostando por «la no negociación de los convenios, al igual que ELA y LAB, porque les está saliendo gratis las condiciones laborales que están propiciando estos sindicatos».

UGT incidió en los mismos aspectos y añadió que LAB está «más preocupado de solucionar el tema político que los problemas de los trabajadores».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos