Los arrantzales se dedicarán ahora a la sardina

Tras el cierre del bonito, los arrantzales se lanzarán ahora a por la sardina. En los últimos días, los barcos que se han decantado por esta especie han logrado unos precios que han oscilado entre 1,30 y 2,40 euros-kilo. El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la resolución por la que el Ministerio de Agricultura y Pesca reabrió la pesquería de sardina el pasado 25 de septiembre para los barcos del Cantábrico y Noroeste, apenas diez días después de haberla cerrado por haber agotado los cupos para agosto y septiembre.

La previsión era que el caladero no se volviera a abrir hasta el 1 de octubre, pero los opescadores solicitaron anticiparse a esa fecha para «aprovechar mejor los precios de venta de las últimas semanas de verano, reduciendo en parte el cupo para evitar el agotamiento prematuro de la cuota restante». Así, el tope semanal para la flota de cerco del Cantábrico y noroeste es de una tonelada por embarcación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos