Alberto Barreiro: «La labor del diseñador es humanizar las creaciones tecnológicas»

Alberto Barreiro, colaborador de Barrabés que impulsará la Escuela de Diseño Empresarial./MIKEL FRAILE
Alberto Barreiro, colaborador de Barrabés que impulsará la Escuela de Diseño Empresarial. / MIKEL FRAILE

El profesor de Sistemas Multiplataformas y colaborador de Barrebes.biz afirma que «gran parte del problema de la innovación es que se hace de manera no empática, alejada de las necesidades reales»

MACARENA TEJADASAN SEBASTIÁN.

Tras cinco días repletos de actividades, la Donostia Week INN llegó ayer a su fin, y lo hizo por todo lo alto. El Palacio Miramar, que en un futuro albergará la Escuela de Diseño Empresarial impulsada por el grupo Barrabés y el Ayuntamiento de San Sebastián, reunió a profesionales del sector para hablar sobre el valor del diseño. Alberto Barreiro, profesor de Design Strategy-Sistemas Multiplataformas y conductor estratégico colaborador de Barrabes.biz; Benicio Aguerra, coordinador de EIDE y Olaia Irulegi, directora de LKD Diaradesign, trataron el tema desde diferentes perspectivas. Entre otras cosas, Barreiro hizo hincapié en que «el diseño nos permite reconstruir un mundo desde una perspectiva humana, por eso es esencial nuestro trabajo».

- Donostia albergará dentro de poco una Escuela de Diseño Empresarial. Pero, ¿en qué consiste esta disciplina?

- Más que diseño empresarial podemos hablar de ayudar a entender el valor que puede ofrecer el diseño en la gestión de puestas de valor empresariales, industriales, sociales... en definitiva, de cualquier tipo. El objetivo central de la escuela es tener un impacto real y tangible en el ecosistema de valor de la ciudad de San Sebastián y, en consecuencia, en todo el mundo.

- ¿Cómo se puede proceder a mejorar el ecosistema del diseño en esta ciudad?

- Mediante tres focos. El primero es el impacto directo y real sobre el problema que emerge en la propia ciudad, apoyándonos y abriéndonos a empresas e instituciones que tengan problemas por resolver y en los cuales el diseño tenga algo que ver. Otro es aprovechar esos retos para generar y desarrollar talento, así como para transformarlo, que es casi tan importante como crear uno nuevo. El tercer foco es que sirva de referencia líder en la idea de transformar el mundo. Por eso, yo no llamaría a este proyecto escuela, sino que es un generador de iniciativas que tienen un componente formativo, pero su objetivo final es transformar y ayudar a crear valor.

- «Los diseñadores vamos a ser las personas más importantes del mundo». ¿Le suenan estas palabras?

- Así es. Esa frase es la que les suelto a mis alumnos con mucho cariño cuando les doy clase. Siempre les digo que ellos son las personas que van a construir el futuro. ¿Por qué? Porque el mundo ha cambiado, ya no es una cosa estable con modelos conocidos. Ahora el mundo es caos, complejidad e incertidumbre. Por muchas causas, entre ellas la tecnología. El diseño te enseña a pensar de una manera ágil, rápida y creativa y, además, te pone a las personas en el centro. Por eso les digo que los diseñadores son las personas más preparadas para crear un futuro desde la empatía. Si piensas en la creación de un mundo responsable y sostenible para los humanos, tienes que partir del diseño. La empresa más importante del mundo es una empresa de diseño, Apple.

- Pero no todas las empresas dan tanta importancia al diseño.

- ¿Cuál es la importancia del dinero en la economía? Pues lo mismo pasa con el diseño. Apple, que es la empresa de mayor capitalización bursátil del mundo, se creó a partir del respeto íntimo por el cliente. Esa es la base. El consumidor ha cambiado y el respeto se expresa en productos, en experiencias, en la innovación... Los clientes buscan que las empresas les cuenten algo que tenga sentido para ellos, y los expertos en dar sentido a las cosas se llaman diseñadores.

- ¿La tecnología ayuda o, por el contrario, resta creatividad?

- El diseño tiene que ir siempre delante de la tecnología porque es capaz de definir soluciones alrededor de las personas. Esas soluciones luego necesitan la tecnología para tomar forma. El problema de gran parte de la innovación es que se hace de manera no empática, totalmente alejada de las necesidades reales de las personas. Gran parte de la labor del diseñador es la de humanizar aquellos desarrollos tecnológicos antes de que sea tarde.

Más

Fotos

Vídeos