Acuerdan el ajuste en Siemens Gamesa con prejubilaciones y bajas voluntarias

Acuerdan el ajuste en Siemens Gamesa con prejubilaciones y bajas voluntarias

Los trabajadores de 55 años se prejubilarán con el 70% del salario y los de 56 con el 75%

AGENCIAS

La dirección de Siemens Gamesa y los sindicatos UGT, CC OO y ELA han llegado hoy a un acuerdo en torno al ajuste laboral que pretende la compañía eólica. Entre las medidas que recoge el pacto, aparecen prejubilaciones desde los 55 años con el 70% del salario, desde los 56 años con el 75% del sueldo, y los empleados de entre 57 y 60 años con el 80% del salario. Además, a los salarios por debajo de los 45.000 euros se les completará la cobertura con un 5% adicional.

Según han informado fuentes sindicales, la empresa comunicará previsiblemente hoy la apertura del plazo de un mes para que los operarios puedan apuntarse voluntariamente a estas medidas no traumáticas, con las que Siemens Gamesa pretende reducir en 272 su plantilla en el conjunto del Estado.

En dicho plan se contemplan bajas incentivadas voluntarias, sin veto, con una indemnización de 45 días por año trabajado sin límite, así como excedencias voluntarias con reserva de puesto a cogerlas en la vigencia del actual plan de negocio, que está vigente hasta el 30 de septiembre de 2020. Además, los mayores de 61 años recibirán una indemnización de 45 días por año en dos anualidades.

Los negociadores han logrado el acuerdo en el transcurso de una reunión en la sede de la empresa en Zamudio tras cuatro jornadas de negociaciones, las dos primeras en Navarra. Aparte de este plan, los sindicatos demandan de la empresa y compromiso para que las eventuales salidas a futuro que se puedan dar dentro del actual plan de negocio, sean también no traumáticas y que obtengan unas condiciones iguales o superiores a las que se aplicarán ahora.

Reunión el 19 de enero

Para ello, sindicatos y empresa se volverán a reunir el 19 de enero para evaluar el resultado del plan de salidas puesto en marcha y ver si se alcanza el número de bajas que pretende la multinacional en el conjunto del Estado. Por su parte, los sindicatos intentarán conseguir una garantía de empleo y de medidas no traumáticas para eventuales salidas posteriores, además de que no se apliquen «en ningún caso» medidas traumáticas.

Los sindicatos explicarán a los trabajadores el contenido del plan de salidas y desconocen si con las condiciones que se ofertan será suficiente para lograr reducir la plantilla en el número deseado por la empresa. No obstante, siguen insistiendo en que no son necesarias 272 bajas «con todo el trabajo que hay en España».

Los trabajadores que se apunten a este plan irán abandonando la empresa a partir de enero y febrero de 2018. «Hay que ver con cautela cómo va el plan y el resultado final, pero seguimos manteniendo que no es necesario todo el ajuste planteado», han indicado las citadas fuentes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos