Abrirá en el gigante asiático una fábrica para automoción

F. S. SAN SEBASTIÁN.

La apuesta de Masermic en China no se limita a las energías renovables. La firma guipuzcoana abrirá en el gigante asiático una planta para la fabricación de componentes electrónicos destinados a automoción. El director general de la compañía explica que la decisión es consecuencia natural del desarrollo de esta división de la empresa. «Trabajamos en este tipo de componentes desde 1998. Somos proveedores, entre otras marcas, de VW y de Aston Martin. A escala mundial se está dando una migración en la fabricación de automóviles, concentrándose en China. De los 90 millones que se fabrican al año, unos 50 se producen en aquel país».

Iriondo señala que Masermic también es proveedor de marcas chinas, de manera que el salto a abrir una planta en aquel país es el resultado lógico de esta trayectoria. «De aquí a junio esperamos firmar una 'joint venture' con un socio local que se dedica a la fabricación de vehículos. Nuestra aportación se centrará en la electrónica y el software destinados a modelos más eficientes, conectados y con más capacidad de interacción con el conductor y las infraestructuras. Se trata de vehículos híbridos y eléctricos, no de combustión».

Iriondo se muestra cauto y no quiere dar a conocer el nombre del 'partner' ni la inversión que requerirá la fábrica china. «Ellos han estado aquí y nosotros allí. Este mes volveremos para ir cerrando el acuerdo. Es una empresa potente. Les convence nuestra tecnología en electrónica y ellos tienen experiencia en carrocería y mecánica, una combinación interesante».

Masermic, además de la división de renovables y automoción, dispone de una tercera denominada Living. En las tres se están desarrollando productos novedosos junto a empresas de referencia, como Aena o Repsol. Una apuesta por la tecnología que en los próximos meses dará que hablar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos