26.000 vascos fueron a la huelga hasta junio, el doble que en todo 2016

L. LÓPEZ

La conflictividad en el caso de Euskadi ha discurrido por sus propios derroteros. Según los datos del Consejo de Relaciones Laborales (CRL) referidos al primer semestre del año, 26.640 trabajadores vascos habían hecho huelga hasta junio. Una cifra que casi duplica el registro de todo 2016 cuando fueron 13.735. Aun así estamos lejos de los máximos precrisis, cuando en 2006 más de 62.000 asalariados hicieron uso de su derecho de huelga; pero ya se han superado por mucho los mínimos de 2015, cuando sólo 10.680 personas dejaron de ir al tajo.

En lo ocurrido este año adquieren un especial protagonismo las movilizaciones en la Administración: más de la mitad de los 26.000 huelguistas que protestaron en el primer semestre lo hicieron en el marco de las huelgas en el sector de la enseñanza pública. Las movilizaciones no solo pretendían mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, sino también potenciar la euskaldunización en los centros y poner freno a la aplicación de la normativa estatal.

El paro en la Educación, que apenas supuso tres días de huelga pero que fueron secundados por más de 10.000 trabajadores, explica también que el número de jornadas no trabajadas no haya experimentado un aumento tan notable: 48.264 frente a las 58.152 del conjunto de 2016.

En la primera mitad del año también han tenido incidencia la huelga de las residencias de Bizkaia y en servicios externalizados por las administraciones, como los de teleasistencia. Sin olvidar la movilización en el sector de la estiba, en Euskotren, en la clínica IMQ o en Pine.

Fotos

Vídeos