Diario Vasco

Santander explica a los accionistas de Popular que la suya era «la mejor de las opciones»

Sucursal del Banco Popular en la Avenida de la Libertad de San Sebastián.
Sucursal del Banco Popular en la Avenida de la Libertad de San Sebastián. / SARA SANTOS
  • Un argumentario enviado a la red de oficinas atribuye la intervención a «las autoridades»

  • Aparente tranquilidad entre los afectados vascos, a los que la Asociación de Personas Consumidoras y Usuarias recomienda «calma»

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

La nocturna intervención del Banco Popular por parte de la llamada Junta Única de Resolución y su venta -por el precio simbólico de un euro- a Santander ha dejado un reguero de accionistas y bonistas afectados -en su inmensa mayoría pequeños ahorradores y empleados de la entidad- que, de un día para otro, han visto cómo sus títulos se amortizaban y pasaban a valer cero. Nada de nada. Todo un 'shock' financiero, plagado de dramas familiares, que ahora el nuevo propietario de la entidad ha de manejar cuanto antes.

En Euskadi, donde el impacto no parece tan intenso como en otros lugares, la Asociación de Personas Consumidoras y Usuarias Vascas (EKA-Akuv) aconseja «calma» y evitar caer «en manos de bufetes piratas» que se animan a acudir a los tribunales antes de que las cosas estén claras. «No hemos notado ningún aluvión de afectados; sí hay algunas llamadas y consultas, pocas, la verdad, pero aún se debe aclarar mucho la situación», explican desde la organización de consumidores.

No será sencillo, pero el banco pilotado por Ana Botín ya se ha puesto manos a la obra y busca una salida para, en principio, aquellos accionistas que sean clientes y hubieran acudido a la ampliación de capital del pasado año. Aquella en la que se coloaron 2.500 millones de euros. La cuestión es evitar que, ante la incertidumbre reinante y en medio de un clima enrarecido, los clientes se escapen como se fugaron miles de millones de euros en depósitos en los últimos días de vida de 'Popu', como es comocido el banco en el mundillo financiero.

Para unificar los mensajes (algo esencial en casos como este) y dar coherencia a su actuación, el Santander ha enviado a sus 1.600 'nuevas oficinas' una suerte de manual para atender a los encendidos accionistas del Popular que se acerquen para intentar saber qué será de su inversión. El argumentario, al que ha tenido acceso DV, es un texto de apenas siete páginas de extensión que, ante todo, deja claro que «Santander toma el control porque es la mejor de las opciones posibles». Y es que, añade el documento, el 'banco rojo' «garantiza los depósitos de los clientes y va a poner todo su esfuerzo para que la actividad de la entidad continúe con total normalidad». «Santander tiene previsto aprobar una ampliación de capital de 7.000 millones para sanear el balance de Banco Popular», remacha.

El argumentario no entra en detalles, y se mueve casi siempre en la indefinición a la que obliga un terreno de juego aún incierto. Como mandan la lógica y la prudencia, Santander ultima estos días esa eventual salida para pequeños accionistas (muchos de ellos compraron títulos con créditos blandos de la propia entidad) de la mano de los reguladores. Según los últimos datos conocidos, unos 280.000 inversores particulares acudieron a aquella ampliación, en la que habrían adquirido títulos por valor de 1.000 millones. Aunque todavía nada se sabe, es previsible que el resarcimiento se ligue a la vinculación con el banco.

No tan amigos

De vuelta al documento, cabe resaltar que si algo se trata de dejar claro a los accionistas que cuestionen el vuelco acaecido en Popular es que éste se debe a la intervención de las autoridades y no a la interferencia del Santander. «Banco Popular ha sido intervenido por el resgulador europeo, desencadenando el proceso de resolución previsto en la nornativa española y europea; la Junta Única de Resolución ha amortizado la totalidad de las acciones de Popular y, por tanto, han perdido todo su valor», detalla el texto.

El argumentario incluye una curiosa pregunta y su correspondiente respuesta: «He leído en prensa que Emilio Saracho es muy amigo de Ana Botin, ¿ha podido influir en la compra?... No, en absoluto».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate