Diario Vasco

Fomento urge a firmar un acuerdo en la estiba ante la pérdida de empleos

Concentración de los trabajadores de la estiba celebrada ayer en el Puerto de Bilbao.
Concentración de los trabajadores de la estiba celebrada ayer en el Puerto de Bilbao. / EFE
  • La patronal Anesco analizará hoy la última propuesta de los sindicatos tras la nueva jornada de paros parciales celebrada ayer

Primero fueron las pérdidas económicas, después las navieras y ahora «ya las de empleo» como tercera consecuencia del conflicto de la estiba. El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, aseguró ayer que los paros de los estibadores en los puertos «ya se han cobrado empleos» y que la situación seguirá agravándose de no alcanzar un acuerdo los sindicatos con la patronal Anesco en breve que encauce la situación. El ministro realizó estas declaraciones en plena jornada de huelga que redujo la actividad de los puertos del Estado, entre ellos el guipuzcoano de Pasaia, donde el seguimiento fue del 100% y afectó a los tres buques fondeados en las dársenas (dos de productos siderúrgicos y otro de graneles).

La jornada de hoy podría ser decisiva, ya que Anesco celebrará una asamblea extraordinaria para analizar la última propuesta de los sindicatos. Si no se alcanza un acuerdo, los sindicatos prevén paros intermitentes para elmiércoles y viernes de esta semana y el lunes, miércoles y viernes de la próxima. Una situación que preocupa mucho a Iñigo De la Serna, quien lanzó un nuevo «llamamiento al diálogo» para que empresas y sindicatos «busquen y encuentren lo antes posible un acuerdo».

Según el titular de Fomento, «ya es una realidad» que «algunas compañías han anunciado que desvían de forma definitiva y permanente a puertos de otros países los tráficos de mercancías que hasta ahora realizaban a dársenas españolas», lo que tiene un impacto directo en el empleo.

En este sentido, indicó que el grupo Maersk ha notificado a Puertos del Estado su voluntad de desviar 150.000 movimientos desde el puerto de Algeciras, el mayor del país, hasta Tanger. Asimismo, la multinacional confirmó que no incrementará los 355.000 movimientos que tenía previsto aumentar en Algeciras y que está en la «búsqueda alternativa de otros puertos en Europa y África para llevar a cabo un desvío de 35.000 movimientos a la semana», lo que supondrá la «pérdida definitiva y permanente del 75% del tráfico que tiene en el puerto gaditano», detalló.

Además, el ministro incidió una vez más en el «grave perjuicio» que los paros están «generando a la economía, al sector portuario y a los trabajadores». En cuanto al impacto económico, recordó que cada día de paro parcial supone una pérdida de unos 12 millones de euros, a los que se suma el coste de 110 millones estimado por la huelga de 48 horas ininterrumpida que secundaron la pasada semana. Así, por el momento, la conflictividad en los puertos ha supuesto ya unos 146 millones, además del desvío de 34 buques a otros puertos fuera de España.

De la Serna insistió en la necesidad de que «empresarios y sindicatos alcancen un acuerdo» para que se abran «procesos de diálogo» y se «alcancen acuerdos» entre ambas partes.

Sin incidentes en Euskadi

En la jornada de huelga celebrada ayer, un total de 15 barcos atracados en el Puerto de Bilbao y otros 3 en la dársena de Pasaia se vieron afectados. En ambos puertos los estibadores secundaron la huelga «al 100%» los paros en horas alternativas, según indicaron los sindicatos.

En Pasaia, según señaló el presidente del comité de la estiba, Jose Ángel Izquierdo, la huelga tuvo también incidencia en los trabajos de tierra, aunque los paros discurrieron «sin ningún tipo de incidentes».

En la dársena vizcaína, el 92,5% de los estibadores del primer turno y el 82,6% de los del turno especial secundaron los paros convocados en horas alternas, según informó el Ministerio de Fomento. El Ministerio aseguró que la jornada de huelga transcurrió sin ninguna incidencia reseñable, y no se tuvo constancia de ninguna alteración del orden.

Según informó la Autoridad Portuaria de Bilbao, 19 buques permanecían atracados en el Puerto de Bilbao ayer, de los cuales cuatro eran de graneles líquidos -que no dependen de la mano de obra de las sociedades de estiba-, por lo que estaban trabajando «con normalidad». Los 15 barcos restantes estuvieron afectados por el paro durante las horas impares en las cuales «no se realizó operación alguna».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate