Diario Vasco

Ibarmia apuesta por China y abre en aquel país su primera planta en el extranjero

Operarios de Ibarmia trabajan en el montaje de una máquina en las instalaciones de la compañía en Azkoitia.
Operarios de Ibarmia trabajan en el montaje de una máquina en las instalaciones de la compañía en Azkoitia. / LUSA
  • El próximo año comenzará a producir centros de mecanizado de alta tecnología

  • La firma de Azkoitia ha firmado un acuerdo con un socio chino y con Gonvarri con el objetivo de captar el aumento de demanda previsto para los próximos años

Ibarmia va a poner toda la carne en el asador para crecer en China. El dragón asiático, pese a sus altibajos, sigue siendo un mercado enorme y la firma azkoitiarra, que lleva años vendiendo en aquel país, consolidará su apuesta con la apertura de una fábrica. Será la primera planta de Ibarmia en el extranjero, una prueba evidente de que el gigante asiático es un mercado estratégico para la compañía.

La implantación se materializará mediante un acuerdo con un socio local, Shandong Iraeta Heavy Industry Stock (SIHI). Esta empresa, a su vez, es una joint venture hispanochina entre el empresario Niu Yugang y GRI, compañía esta última del Grupo Gonvarri. La actividad principal de Sihi es la forja y mecanizado de grandes bridas, con una división de fabricación de máquina-herramienta.

El 20 de abril, Ibarmia y Shandong Iraeta Heavy Industry Stock firmaron en Pekín un acuerdo de intenciones para la puesta en marcha de una fábrica destinada a la producción de centros de mecanizado de alto contenido tecnológico. El acto se realizó en la Feria Internacional de Máquina-Herramienta. La rúbrica definitiva tendrá lugar en julio.

La sede de la nueva empresa mixta se situará en Guanzhuang, provincia de Shandong, en una nave de 10.500 metros cuadrados de nueva construcción. Se ha diseñado expresamente para la fabricación de centros de mecanizado de cinco ejes y multiproceso de alta precisión.

Koldo Arandia, director general de Ibarmia, explica que la apertura de la planta es un proyecto estratégico para la compañía. «Esta decisión está alineada con el plan establecido hasta 2019. Este fija como objetivo que la contribución de los mercados asiáticos a los resultados de la empresa, especialmente la actividad en China e India, crezca de forma considerable».

China no es una plaza nueva para Ibarmia. La compañía lleva diez años vendiendo máquina-herramienta, pero el objetivo es triplicar la facturación. «Hasta ahora -explica Arandia- hemos trabajado mucho con empresas europeas asentadas allí. Con la fábrica pretendemos acercarnos más al cliente chino, tanto desde el punto de vista comercial como de asistencia». El director general subraya que este último aspecto resulta esencial. «Los bienes de equipo requieren inversiones considerables, de ahí que la exigencia de disponibilidad de las máquinas sea muy elevada y, en consecuencia, la prestación de servicios postventa resulta un factor crítico del éxito».

Ibarmia aterrizará con todo su potencial y tecnología. «Conocemos la realidad de aquel mercado. No tiene ningún recorrido ir a venderles productos que aquí se han quedado obsoletos. Esa sería una estrategia equivocada». En consecuencia, subraya Arandia, «tenemos que ser capaces de fabricar allí equipos equivalentes a los que producimos en Azkoitia». La única diferencia estribará, según el director general, en que las máquinas que salen de la factoría guipuzcoana «se configuran casi a la carta, son proyectos muy personalizados. La planta de Guanzhuang tendrá una orientación más estandarizada, pero siempre con la más alta tecnología, cinco ejes, multiproceso... No en vano nuestros clientes se encuentran en sectores punteros, como los bienes de equipo, aeronáutica o energía».

Inicialmente, Ibarmia ocupará unas instalaciones propiedad de su socio, «modernas y adecuadas a nuestras necesidades». La nueva planta, en la que la compañía de Azkoitia ha invertido cuatro millones de euros (sin contar el edificio), se pondrá en marcha a finales de 2018.

Arandia no teme que los altibajos de la economía china frustren el proyecto. «Desde la perspectiva de la máquina-herramienta, es el primer mercado mundial y seguirá teniendo un enorme potencial. Es cierto que los índices de producción se están ralentizando, pero siguen siendo muy importantes». La implantación también obedece a la necesidad de esquivar las medidas proteccionistas. «El Gobierno, en su XIII plan quinquenal, ha realizado una apuesta muy fuerte por el desarrollo de productos tecnológicos made in China». Arandia destaca que mediante la fabricación local cubrirán con mayor facilidad la demanda de los clientes chinos que quieran sumarse a los objetivos del plan gubernamental y que, por tanto, necesitarán de bienes de equipo de alta tecnología, como los que diseña Ibarmia.

Respecto a la posibilidad de abrir más fábricas en el extranjero, Arandia señala que de momento la prioridad es asentar la inversión en China. «Este ha sido un reto de mucha envergadura para una pyme guipuzcoana. Queremos hacerlo bien y a la primera, un objetivo que conlleva centrar todo el esfuerzo en este proyecto. Si los resultados son óptimos, quizá más adelante analicemos otras inversiones, pero no entra en nuestros planes a corto plazo».

Ampliación de Azkoitia

Los planes de crecimiento de Ibarmia también miran dentro de casa. La compañía ha ampliado sus instalaciones mediante la compra de una nave colindante a la fábrica de Azkoitia. Este pabellón se ha remodelado y ahora acoge el mecanizado de las piezas que componen los subconjuntos mecánicos, no así los cuerpos estructurales. El traslado ha permitido liberar 1.600 metros cuadrados. Este espacio se destinará al montaje previo de subconjuntos, conjuntos, cuerpos estructurales y a control de calidad (sala de metrología).

Ibarmia facturó en 2016 alrededor de 30 millones de euros y se espera que este año las ventas aumente un, 7%. El 83% de la producción se exporta a una veintena de países, con el foco puesto fundamentalmente en Estados Unidos y Asia. La compañía cuenta con una plantilla de 110 personas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate