Diario Vasco

Las cooperativas reivindican que su fiscalidad en los últimos 10 años ha sido peor

El presidente Erkide, Javier Goienetxea, junto a su director, Agustín Mendiola, en la jornada de ayer.
El presidente Erkide, Javier Goienetxea, junto a su director, Agustín Mendiola, en la jornada de ayer.
  • A través de Erkide entran en el debate planteado por la patronal vizcaína Cebek y reclaman que se reequilibre la situación

Las cooperativas vascas asociadas en Erkide aseguraron ayer que en los últimos diez años, desde la reforma de 2007, la fiscalidad en Euskadi ha sido peor para ellas que para las sociedades de capital. El presidente y el director de la federación, Javier Goienetxea y Agustín Mendiola, respondieron así a la polémica sobre su fiscalidad, surgida a raíz de la propuesta de la patronal vizcaína, Cebek, que pide igualar la fiscalidad de las cooperativas con la del resto de las empresas. Actualmente, el impuesto de sociedades mercantiles está en el 28% y el de las cooperativas, en el 20%.

Erkide, que representa al 75% de las cooperativas vascas -incluido el grupo Mondragón, porcentaje que sube hasta el 98% por su empleo y la facturación-, recordó que la fiscalidad de las cooperativas tiene unas regulaciones «parafiscales» que no tienen las sociedades mercantiles. Entre otras, la obligatoriedad de dedicar todos los años el 30% de sus resultados a dos fondos, el Cofip, que se debe invertir en entidades sociales del entorno, y el FRO, una reserva irrepartible entre los socios.

Para los cooperativistas, la situación «equilibrada» era la que se estableció en 1997: las empresas de capital pagaban el 32,5% y las cooperativas, el 21%. Con la reforma de 2007, la situación se desequilibró a juicio de Erkide, porque la tributación de las mercantiles bajó al 28% en general y el 24% para pymes -seis puntos menos en este último caso-, mientras que la de las cooperativas solo descendió un punto, al 20% y al 18%. En la reforma en vigor, la de 2013, se mantuvieron estos tipos pero se añadieron nuevas restricciones, excluyendo a las cooperativas de las correcciones por aplicación del resultado. Por todo ello, las cooperativas pidieron que «se vuelva a reequilibrar» la situación, tras calificar de «curioso que el debate se esté produciendo cuando está aumentando la recaudación».

Por otra parte, Erkide hizo un balance optimista tanto de 2016 como de este año, en el que esperan crear 1.300 empleos en Euskadi y sumar otras 60 cooperativas al censo, hasta llegar a las 1.100.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate