Diario Vasco

Los dueños del grupo textil Mayoral apuestan por las dos empresas cotizadas guipuzcoanas

Técnicos de CAF trabajan en la sede de la compañía en Beasain en el diseño de los más modernos y seguros trenes.
Técnicos de CAF trabajan en la sede de la compañía en Beasain en el diseño de los más modernos y seguros trenes. / KARLOS KORBELLA
  • La familia malagueña Domínguez adquirió parte de los títulos del fabricante ferroviario a Kutxabank, que también vendió un 2% a Kutxa

  • En apenas dos meses reconocen controlar un 5,022% de CAF y un 10,02% de MásMóvil

. Lo más probable es que sea pura casualidad, pero los datos oficiales -los manejados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)- no mienten. Las empresas cotizadas del territorio están de moda en Málaga, donde reside la familia Domínguez, propietaria del gigante textil Mayoral. Y es que el propietario y presidente del grupo especializado en ropa infantil, Rafael Domínguez de Gor, ha declarado en apenas dos meses poseer participaciones accionariales más que destacadas tanto en Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) como en MásMóvil, las dos únicas compañías guipuzcoanas cuyas acciones están hoy sometidas al escrutinio constante del mercado.

Los propietarios de Mayoral, uno de los más grandes patrimonios de España, y que atesoran una larga tradición como avezados inversores, controlan a día de hoy un 5,022% de las acciones de CAF. Lo hacen a través de dos sociedades: Indumenta Pueri S. L. y Wilmington Capital S. L.. Se trata de dos firmas instrumentales mediante las que los Domínguez controlan un buen número de paquetes accionariales en otras cotizadas españolas, algunas también del ámbito textil.

El 'asalto' a CAF, que por otra parte demuestra una confianza más que ciega en la fortaleza actual y la revalorización futura de la empresa pilotada por Andrés Arizkorreta, pues hablamos de un volumen importante de títulos, se hizo a finales del pasado mes de diciembre, en dos fases y con la participación de Kutxabank.

El pasado día 14 de diciembre, Indumenta Pueri S. L. se hizo con un 3% de CAF, el vendedor era el banco de las kutxas vascas, que en la misma fecha vendió un 2% del fabricante ferroviario de Beasain a la fundación Bancaria Kutxa. La institución presidida por Manuel Beraza iniciaba así su propia cartera industrial al margen de la del banco controlado por la BBK, y también se hacía (el vendedor era el mismo) con un 15% de Inversiones Zubiatzu, propietaria a su vez de Etxe-tar y Albicein. Al desprenderse en total de un 5% de CAF, la entidad financiera recortaba su posición en la firma ferroviaria hasta el 14,056%, lejos de lo que llegaron a controlar en su día las cajas de ahorros vascas.

No fue aquel el único movimiento del grupo malagueño, pues Wilmington Capital S. L. adquiría ese mismo día un 0,843% de CAF, que se sumaba de manera indirecta al primer paquete. Precisamente por superar ese 3% de una empresa cotizada, Indumenta Pueri estaba obligada a revelar la propiedad de ese paquete, cosa que hizo el 20 de diciembre.

Poco después (y sin que a esta hora conste si el vendedor fue nuevamente el banco presidido por Goyo Villalabeitia), los propietarios de Mayoral pasaron a controlar un 5,022%. Nuevamente se superaba un nivel que obligaba a comunicar la operación (el 5%) y se daba cuenta de la adquisición.

No es baladí que el dueño de Mayoral se quede justo por encima del 5% en sus inversiones en Bolsa, y es que al superar esa barrera se logran ciertas ventajas fiscales a la hora de manejar los paquetes accionariales. Domínguez de Gor tiene declaradas y reconocidas, a través de Indumenta Pueri S. L., distintas participaciones (casi todas un poco por encima del 5%) en firmas como Laboratorios Farmacéuticos Rovi, Miquel y Costas, Baron de Ley, Correios de Portugal, Azkoyen, Renta 4 Banco, Adveo Group International o Adolfo Domínguez.

Desde el año pasado

La presencia de la familia Domínguez en el accionariado de MásMóvil tiene su origen en julio de 2016, cuando la teleco pilotada por Meinrad Spenger realizó una ampliación de capital de 160 millones para afrontar la compra de Yoigo y Pepephone.

Wilmington Capital S. L. acudió a aquella petición de fondos, aunque se quedó en el 9,99% (en el MAB, donde cotiza por ahora la firma donostiarra, no funciona la norma del 3%, con lo que aquel casi 10% otorgaba cierto anonimato). Ahora, la instrumental de los dueños de Mayoral ha dado un paso al frente y el 15 de febrero se hacía con unos pocos títulos, hasta el 10,02%.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate