Diario Vasco

«Formar al cliente permite que él sea capaz de solucionar sus problemas»

Guillermo Ecenarro posa sonriente en las instalaciones de la empresa de pinturas que fundó su padre.
Guillermo Ecenarro posa sonriente en las instalaciones de la empresa de pinturas que fundó su padre. / MIKEL FRAILE
  • Guillermo Ecenarro destaca la calidad de sus pinturas y el servicio comercial y técnico como los puntos fuertes de la firma BESA

Guillermo Ecenarro «no tenía claro» de joven si quería ponerse al frente de la empresa familiar creada por su padre. Acabó dando el salto a Bernardo Ecenarro. Entonces, se dio cuenta de que «el mundo industrial, el olor a pintura y las salpicaduras me gustaban mucho más que los números y las finanzas». Ahora, le agrada «más ir a planta y estar con la gente, ver la fabricación y los problemas que hay, que estar con las cuentas».

- ¿Cuáles son los colores más demandados?

- En industria antiguamente se usaban el verde y el gris. Colores apagados. Esta idea ha ido cambiando y actualmente las empresas usan sus colores corporativos y aquí ya te encuentras con una amplia gama. En el mundo del automóvil, hoy en día, el blanco se mantiene como el más empleado, seguido por el negro y gris.

- ¿Y los menos utilizados?

- El ColorStream. Es una pintura que cambia en función de cómo le dé la luz. Si ese coche está en un aparcamiento al aire libre puedes observar que por la parte delantera, por donde le está dando el sol, es verde y por detrás azul. Se utiliza más por imagen, porque una reparación de ese coche puede resultar muy compleja y cara.

- Más allá del color, ¿qué le aporta la pintura al coche?

- A parte de ser un elemento estético, la pintura tiene una función de protección. Las superficies especialmente metálicas al exterior se oxidarían con mucha rapidez, por eso hay que darle algún tipo de recubrimiento. Tanto en la industrial como en el automóvil no se da una única capa: se empieza por una masilla y luego se acaba con el barniz. Realmente, a los coches lo que les da ese toque de brillo es el barniz.

- ¿Qué consejo le daría a una persona que quiere repintar su vehículo?

- Debe ponerse en manos de un profesional. Es una verdad como un templo. El pintado del automóvil es un proceso muy complejo y hay mucha diferencia de un profesional a otro. A veces, observamos coches que se han repintado recientemente y ves que no se ha hecho un buen trabajo. Otros profesionales de la carrocería consiguen un acabado mejor después de repintar que cuando sale de fábrica el vehículo.

- En el área industrial, ¿en qué áreas trabajan?

- BESA surgió dedicada a pinturas para proteger el metal. Podemos pintar ascensores, bicicletas, camiones de recogida de basuras, herramientas de mano, motores hidráulicos... Además, hace dos años, comenzamos con el pintado del vidrio, sobre todo vinculado a la perfumería; y también con el de plástico, donde la perfumería y el automóvil son dos áreas importantes.

- ¿Cuál es el punto fuerte de BESA?

- La calidad del producto y el servicio tanto comercial como técnico. La pintura es un producto que requiere una asistencia técnica fuerte. Se necesita de profesionales con una buena experiencia. Nuestros clientes saben que nosotros no les vamos a ofrecer el precio más económico, pero tienen claro que no les vamos a dar problemas.

- En este sector, ¿es muy importante el trato con el cliente?

- El servicio comercial y técnico en nuestra empresa están ligados. Los comerciales reciben una formación técnica muy elevada. También tenemos técnicos que trabajan en el laboratorio y cuando la situación es compleja ayudan al comercial a solucionar las dudas del cliente. En este servicio tenemos mucha gente implicada. Luego, en BESA estamos también orientados a formar a nuestros clientes. Para nosotros, la mejor herramienta de trabajo es formar adecuadamente al cliente. Si ellos tienen amplios conocimientos, nuestro trabajo se reduce muchísimo, ya que el cliente va a ser capaz de solucionar sus propios problemas. Ofrecemos más de 50 cursos al año en nuestra empresa.

- ¿También le dan mucha importancia a la I+D?

- En el mundo de la pintura hay mucho desarrollo tecnológico. En Azkoitia contamos con 12 personas dedicadas exclusivamente a la I+D para conseguir nuevos productos. De hecho, la idea de comenzar con el pintado de plástico y vidrio surgió de esta área. El I+D para nosotros es muy importante, porque el mundo se ha globalizado. Esto hace que puedas vender por todo el planeta, pero que también vengan a comercializar en tu mercado natural. Ante esto, el desarrollo de tus productos es fundamental, tanto en la industria como en la carrocería. En estos momentos, el desarrollo de nuevos productos en nuestro sector va orientado a reducir las emisiones a la atmósfera, conseguir nuevos efectos y colores.

- ¿Cuándo supo que quería seguir los pasos de su padre?

- Se trata de una cuestión que siempre lo he mirado desde la distancia. No lo tenía muy claro. La empresa familiar tiene muchos puntos fuertes, pero también su contra. Me daba reparo mezclar vida familiar y profesional. Con 27 años, mi padre me preguntó a ver si iba a trabajar en la empresa. Me explicó que él tenía ya cierta edad y necesitaba conocer quién le iba a suceder. Para mí, no fue una decisión sencilla, pero le dije que sí. Me llevó mi tiempo. Estoy muy contento con este trabajo, pero también lo podría estar en algún otro.

- ¿Cuál ha sido su trayectoria antes de llegar a BESA?

- Estudié Económicas y Empresariales en Deusto, en Bilbao. Lo hice de manera impulsiva. Creo que una persona a los 18 años tampoco tiene muchas veces claro qué quiere hacer. Simplemente, lo hice porque me gustaban los números. Cuando terminé me fui fuera: me di cuenta de que necesitaba aprender inglés. Luego, me surgió la posibilidad de trabajar en una gran auditora y allí estuve varios años. Esto supuso una buena escuela para aprender, pero no me veía ahí en el futuro. Me gustaba más el mundo industrial. Posteriormente, comencé en esta compañía.

- ¿Resultó duro el traslado de Elgoibar a Azkoitia?

- Nuestras raíces se encuentran en Elgoibar, pero necesitábamos salir de ese primer espacio en el que nos encontrábamos para seguir creciendo. Conseguir suelo industrial en Gipuzkoa es muy complicado por el tipo de orografía y porque se trata de un territorio ya muy industrial. Nuestra primera intención fue quedarnos en Elgoibar, pero resultó imposible encontrar suelo. Nos surgió la posibilidad de venir a Azkoitia y nos marchamos con mucha pena. Esta planta nueva comprende la experiencia de mucha gente en el sector de la pintura durante los 35 años de la empresa. Realmente, es de todas y cada una de las personas que están trabajando aquí.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate