Diario Vasco

Las diputaciones enfrían un posible incremento de impuestos a empresas

El consejero de Hacienda y Finanzas.
El consejero de Hacienda y Finanzas. / EFE
  • Advierten de que el gravamen de Sociedades debe favorecer al tejido económico, a la creación de empleo, y aportar «estabilidad» a las compañías

El Consejo Vasco de Finanzas ha reunido este lunes en Vitoria a los diputados generales de los tres territorios con el consejero de Hacienda y Finanzas, Pedro Azpiazu, con el objetivo de liquidar la recaudación por impuestos de 2016. Ese propósito se ha completado en apenas media hora, sin embargo, otro ha sido el tema estrella en la comparecencia de prensa posterior al encuentro. Y es que la pasada semana, Azpiazu planteó la posibilidad de estudiar una subida de presión fiscal a las empresas para asegurar en un futuro ingresos suficientes para garantizar las políticas sociales. Una predisposición para la que, de momento, parece que las diputaciones no están muy dispuestas.

Ya la semana pasada Gipuzkoa mostró ciertas reticencias a la posibilidad y pidió un "análisis integral" de todos los impuestos antes de tomar una decisión y hoy Bizkaia, en boca de su diputado general, Unai Rementeria, ha apuntado en una dirección similar. "Hay que hacer una análisis en conjunto y ver la evolución de la reforma de 2014", ha señalado Rementeria. Además, el diputado vizcaíno ha advertido que "la fiscalidad no está solo para recaudar, sino que debe ponerse al servicio del tejido económico y debe ayudar a crear empleo". Rementeria ha añadido que las empresas "deben tener una estabilidad fiscal. No podemos ir modificando impuestos cuando queramos".

Su homólogo alavés, Ramiro González, que la pasada semana apuntó que se podía explorar la vía planteada por Azpiazu, ha señalado que comprende la reacción de Confebask rechazando la posibilidad y ha manifestado que "ningún territorio se plantea hacer nada que ataque al tejido productivo". El consejero de Hacienda, por su parte, ha apuntado que "es el momento de analizar la reforma de 2014" y ha añadido que "cualquier modificación se deberá realizar con el consenso de todos".

La recaudación de 2016

La comparecencia ha llegado tras cerrarse las cuentas de ingresos de 2016 en las que las tres diputaciones recaudaron un total de 12.950,7 millones de euros, un 2,7% por encima de lo ingresado en 2015 pero a un 99,4% de la ejecución prevista el pasado octubre, esto es, 74 millones menos.

El consejero Azpiazu ha realizado un análisis de la recaudación por distintos gravámenes, destacando el crecimiento del 4,1% en el IRPF. En total después de las aportaciones realizadas por cada territorio al Ejecutivo vasco, los ingresos han sido 368 millones inferiores a los presupuestados para el pasado ejercicio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate