Diario Vasco

Gipuzkoa se desmarca de una posible subida de impuestos a empresas y pide más análisis

Olano, en la visita de ayer a la planta de Irizar en Aduna, junto a Orcasitas, Oiarbide y Amilibia.
Olano, en la visita de ayer a la planta de Irizar en Aduna, junto a Orcasitas, Oiarbide y Amilibia. / LOBO ALTUNA
  • La Diputación reitera que no se cierra a cambios pero reclama tacto con el tejido productivo

  • Olano advierte de que «no queremos que un incremento de la presión fiscal obstaculice el desarrollo económico del territorio»

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Las instituciones vascas comparten la necesidad de exprimir algo más la herramienta fiscal para poder dar respuesta en un futuro cada vez más próximo al incremento del gasto público por el aumento de las necesidades de tipo social y al envejecimiento de la población. En este sentido no hay ninguna voz discordante. Sin embargo, la fórmula que sugirió el pasado miércoles el consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, para poder elevar esos ingresos ha sembrado ciertas dudas en uno de los territorios encargado de recaudar los impuestos. Hablamos de la fórmula de elevar la presión fiscal a las empresas, que de primeras no ha sido recibida con los brazos abiertos por la Diputación de Gipuzkoa. «La fiscalidad de la empresa es algo que tenemos que cuidar especialmente», confesó ayer a DV, Markel Olano, diputado general del territorio durante su visita a la nueva planta de la firma Irizar en Aduna.

Es cierto que como cualquier decisión de calado, el primer paso suele ser lanzar la posibilidad como un globo sonda para recibir la respuesta de las distintas partes afectadas. Igual de cierto es que en administraciones bajo el mandato del mismo color político, no se suele manifestar un rechazo directo y frontal a proposiciones que llegan de una esfera superior. La respuesta más habitual para declarar cierta oposición a la medida suele ser la de «es algo que hay que analizar». Pues bien, en la jornada de ayer, Olano abogó por la necesidad de realizar «un análisis integral de todos los impuestos y no centrarse solo en Sociedades».

«No es que nos cerremos a realizar cambios, pero somos conscientes de que vivimos de nuestra industria y de las empresas del territorio. No queremos que un incremento de la presión fiscal obstaculice el desarrollo económico del territorio, y tomar esa decisión sería actuar en contra de nuestros propios intereses», sostuvo el dirigente guipuzcoano, que aseguró que mantendrá esta postura «en favor del interés general» en la reunión del Consejo Vasco de Finanzas del próximo lunes, cuando se verá las caras con sus colegas vizcaíno y alavés, y con el propio consejero de Hacienda y Economía.

Ayer mismo, el diputado general de Álava, Ramiro González, sostuvo un discurso más afín al planteamiento de Azpiazu, al apuntar en una entrevista en la radio pública que «hay margen para incrementar la recaudación y la fórmula es modificando algunas disposiciones concretas de nuestra fiscalidad, fundamentalmente Sociedades».

Realidades distintas

El diputado de Gipuzkoa tiene en su agenda reunirse esta mañana con la patronal Adegi, ASLE y Mondragón, y seguro que esta cuestión saldrá a la palestra en dicho encuentro. «Somos receptivos a cualquier análisis», explicó Olano cuestionado por la posibilidad de que la postura que los empresarios guipuzcoanos le transmitan hoy pueda ser llevada al CVF del lunes.

Un posicionamiento que probablemente no estaría muy alejado del que hasta el momento va a defender el territorio. Y es que ya el pasado mes de octubre, tras celebrarse el último encuentro de finanzas entre territorios y Gobierno Vasco, el diputado general advirtió ante el Parlamento foral que «no es un buen momento para pedirles un mayor esfuerzo a las empresas». Olano justificó de esa forma que la recaudación por el Impuesto de Sociedades en el territorio se previera como la menor de la última década, aunque estuviéramos en plena recuperación económica.

Finalmente, los ingresos por el gravamen de Sociedades en 2016 fueron 12,4 millones superiores en Gipuzkoa a las previsiones realizadas en octubre, hasta alcanzar los 249,1 millones de euros. Ese repunte aporta, en opinión de la Diputación guipuzcoana, otra razón para no incrementar el gravamen. «La campaña de Sociedades fue buena y creemos que el impuesto actual va a darnos buenas noticias en los años venideros», estima Olano.

Probablemente los tres territorios y el Gobierno Vasco acerquen posturas en torno a esta posibilidad abierta de explorar una subida del gravamen de Sociedades, a través, sobre todo, de una reducción de la deducciones que haga posible que el tipo efectivo que paguen las empresas por sus beneficios se acerque al real marcado en el impuesto.

Un gravamen del que dependen en mayor medida los ingresos de Bizkaia y Álava que los del propio territorio guipuzcoano, por lo que un incremento de presión fiscal a las empresas beneficiaría más a estos que Gipuzkoa. En nuestro territorio, alrededor de 6 de cada 100 euros recaudados provienen de Sociedades, mientras que en Bizkaia esa cuenta alcanza los 10 euros de cada 100, y en Álava, los 8. De ahí que el departamento de Hacienda y Finanzas de Gipuzkoa haya afirmado en repetidas ocasiones que «los vaivenes del Impuesto de Sociedades no nos hacen un roto». Sin embargo, al ser un territorio con menos empresas de un tamaño considerable y un mayor peso de las cooperativas, a diferencia de Bizkaia y Álava, se teme que un posible incremento de tipos pudiera impactar de forma directa en la salud de las pymes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate