Diario Vasco

Trabajadores de Nicolás Correa seguirán en huelga para pedir que no se cierre la planta de Itziar

Imagen de archivo
Imagen de archivo / Ander Salegi
  • Deciden seguir con la huelga y las movilizaciones para pedir a las instituciones que «ante semejante fraude jueguen el papel que les corresponde en defensa de nuestra industria y de nuestros puestos de trabajo»

Los trabajadores de Nicolás Correa han decidido, una vez concluido el periodo de consultas, continuar con la huelga que iniciaron el pasado 24 de enero con el objetivo de reclamar a la empresa que no ejecute" la decisión unilateral" de cerrar la planta guipuzcoana de Itziar y trasladar la producción y a toda la plantilla a Burgos.

Además, han advertido de que, en caso de que lo compañía siga adelante con este plan, acudirán a la justicia para "demandar semejante fraude".

En un comunicado, el sindicato ha recordado que la dirección de Nicolás Correa anunció el pasado 13 de enero la intención de cerrar la planta de Itziar y de llevar toda la producción y a toda la plantilla, "por causas productivas y organizativas". El día 23 de enero se inicio el periodo de consultas y desde el 24 de enero los trabajadores se encuentran en huelga indefinida.

La plantilla ha advertido a la dirección de la empresa de que "están cometiendo un fraude con la intención de buscar los despidos más baratos, sin tener problemas económicos". "Les hemos dejado claro en las cinco reuniones del periodo de consultas que nosotros no vamos a negociar traslados ni despidos", ha remarcado.

En esa línea, los trabajadores han denunciado que, a pesar de que la empresa les ha dicho que pueden presentar un plan alternativo, "no nos dan tiempo para ello, limitando el periodo de consultas al mínimo que marca la ley".

A su juicio, Nicolás Correa "miente, no quiere que los trabajadores se trasladen a Burgos y las condiciones que ofrece son irrisorias". De este modo, han resaltado que cuando una empresa "realmente quiere" trasladar a los trabajadores "se pasan meses negociando las condiciones", y han insistido en que la compañía está "buscando la manera más barata de desprenderse" de los empleados de la planta guipuzcoana.

La empresa dio el martes por concluido el periodo de consultas y ahora, "porque así le obliga" el convenio del metal de Gipuzkoa, tiene que solicitar arbitraje en el Preco, cuestión que el Comité no va a aceptar.

Finalmente, han afirmado que han decidido seguir con la huelga y las movilizaciones para pedir a las instituciones que "ante semejante fraude jueguen el papel que les corresponde en defensa de nuestra industria y de nuestros puestos de trabajo" y reclamar a Nicolás Correa que "no ejecute la decisión unilateral que ha tomado".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate