Diario Vasco

La Audiencia de Bizkaia decide continuar con el juicio del 'caso Cabieces'

La Audiencia de Bizkaia decide continuar con el juicio del 'caso Cabieces'
  • Estima que el banco presentó una denuncia y que eso es suficiente para mantener el proceso penal contra Mario Fernández, Mikel Cabieces y Rafael Alcorta

La Sección Sexta de la Audiencia de Bizkaia ha rechazado archivar el proceso por la presunta irregularidad en el pago de un sueldo por parte de Kutxabank al exdelegado del Gobierno, Mikel Cabieces, por lo que este juicio se iniciará el próximo lunes.

En un auto difundido hoy, el tribunal decide desestimar las peticiones de sobreseimiento de las defensas de los tres acusados en esta causa: el expresidente de Kutxabank, Mario Fernández; el propio Cabieces, y el abogado Rafael Alcorta, a través de cuyo despacho se contrató al exdelegado.

Durante la vista previa al juicio, celebrada el pasado lunes, los tres abogados defensores plantearon diferentes cuestiones para solicitar el archivo, entre ellas que el banco vasco no se había personado en el procedimiento como perjudicado, aunque sufrió un quebranto económico de 243.000 euros, que posteriormente abonó Fernández de su propio bolsillo.

En el auto de hoy, que resuelve estas cuestiones previas, los magistrados consideran que el hecho de que Kutxabank no acuse en este caso resulta "irrelevante" una vez que "activó el procedimiento penal".

"Una vez presentada la oportuna denuncia por parte de la entidad perjudicada, el Ministerio Fiscal y la acusación popular (en representación de varios sindicatos) se encuentran legitimados para el ejercicio de la acción penal", se indica en la resolución judicial, en la que se establece que "en estos casos la persecución del delito no queda a expensas de la voluntad del denunciante".

El tribunal rechaza, asimismo, otra alegación de las defensas que mantenían que en relación a la acusación de un delito de falsedad en documento, referenciado a unas facturas, se había vulnerado el principio acusatorio "por una supuesta inconcreción o falta de precisión en el relato de hechos".

La Sala establece que los escritos de las acusaciones "no incurren en esa indefinición" y que las defensas "conocen perfectamente a qué documentos se refieren las acusaciones y cuál es la participación de cada uno de los acusados".

El auto también resuelve una alegación presentada por la defensa de Cabieces, ya que en el escrito de acusación se le acusa de un delito -precisamente de falsedad documental- sobre unos hechos que no se habían mencionado en el auto de transformación del procedimiento abreviado, que se dictó con anterioridad.

Los magistrados citan una sentencia del Tribunal Supremo que indica, sobre este asunto, que dicho auto "no tiene por finalidad la función acusatoria, por lo que la ausencia expresa de un delito en dicho auto no impide que pueda ser objeto de acusación".

Destaca, asimismo, que esta parte pudo en su momento y no lo hizo "una aclaración de la discrepancia entre una y otra resolución".

En su auto, el tribunal pospone el análisis de otra alegación planteada por la defensa de Cabieces sobre una supuesta vulneración del derecho a la intimidad de su defendido al haberse obtenido y examinado sin su autorización los extractos bancarios de una cuenta del acusado en Kutxabank, supuestamente justificativos de los cobros que se atribuyen al exdelegado del Gobierno.

Argumenta la Sala que para valorar si ha habido o no una injerencia no autorizada "es preciso y prudente entrar a valorar la prueba, debiendo aplazar el análisis de esta cuestión" al momento de dictar sentencia, señala.

Contra el auto dictado por la Audiencia vizcaína no cabe interposición de recurso alguno, aunque las defensas pueden impugnar la resolución judicial a través de la impugnación de la sentencia que se dicte a la conclusión del juicio.

La vista oral comenzará el próximo día 14, con la declaración de los tres acusados y de tres de los testigos de la Fiscalía, y se prolongará los días 15 y el 17 de febrero.

La Fiscalía y la acusación popular, que consideran que Fernández acordó con Cabieces una retribución de tres años pagada por Kutxabank por supuestos trabajos realizados para el banco desde la firma de abogados de Alcorta, solicitan penas que oscilan entre los dos y tres años de prisión por delitos de administración desleal y falsedad en documento mercantil.

Conocida la resolución judicial, Mario Fernández ha mostrado su confianza en que la celebración de la vista oral "permita juzgar los hechos con rigor, una vez superadas las cuestiones formales".

En un comunicado, el expresidente de Kutxabank ha indicado que "no se trata ahora de reiterar la validez legal de los argumentos jurídicos presentados por las defensas en la sesión previa, sino de afrontar la vista oral y las declaraciones de los testigos para llegar a la conclusión de la sinrazón de este caso".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate