Diario Vasco

La Máquina-Herramienta creció un 1,8% en 2016, apoyada en las exportaciones

Una empresa de Máquina-Herramienta de Azkoitia.
Una empresa de Máquina-Herramienta de Azkoitia. / LUSA
  • El sector advierte de una «ralentización» en el mercado interior que «evidencia la necesidad de implantar medidas» de apoyo a la compra de equipos

La facturación del sector de la máquina-herramienta aumentó un 1,8% en 2016 hasta los 1.500 millones de euros, según las cifras provisionales publicadas hoy por la Asociación Española de Fabricantes (AFM). Este crecimiento se debe, principalmente, a la mejor evolución de las exportaciones, que aumentaron un 3,73%, mientras que las ventas interiores se contrajeron un 4%. El sector advierte que se desde el segundo trimestre del año se viene produciendo una "ralentización" en el mercado interior, lo que "evidencia la necesidad de implantar medidas para impulsar la compra de equipos productivos con alto efecto multiplicador".

"La realidad es que 2016 ha sido un año complicado y convulso", afirma el presidente de AFM, Antxon López Usoz. Un ejercicio en el que en el ámbito de máquinas, el arranque ha sufrido en sus mercados tradicionales, mientras que la deformación, arrastrada por la inversión en la industria del automóvil, ha registrado cifras históricas en la captación de pedidos. El sector, del cual el 70% de su actividad se concentra en Euskadi y el 70% de la vasca se centra en Gipuzkoa, ha vuelto a encontrar en China a su mejor cliente, tras la caída del gigante asiático de los primeros puesto en los últimos ejercicios. "Es un mercado complejo de interpretar", apuntan desde AFM.

El 77% de la facturación del sector llegó en 2016 del exterior, con China como principal cliente, seguida de Alemania, México y Estados Unidos. El país que dirige Donald Trump ha caído al cuarto lugar en la lista de mercados tras figurar como principal destino en el año precedente.

Ralentización y pedidos

La cara negativa llegó en 2016 desde el mercado interior que emite "signos de ralentización". El consumo en el Estado es un 40% inferior al de antes de la crisis, lo que el sector observa como una necesidad para implementar medidas que favorezcan la inversión en maquinaria que aportaría una mayor competitividad. "España necesita un decidido impulso a la inversión en equipos productivos con efecto multiplicador", admite López Usoz.

En lo que a pedidos se refiere, a la espera de cerrar el mes de diciembre, "se espera un interesante crecimiento de dos dígitos", además de que la maduración más larga de algunos pedidos hará que la facturación de algunos de 2016 tenga continuidad en el año actual. "La pelea de nuestras empresas va a estar en la captación de pedidos y proyectos", señala el director de AFM, Xabier Ortueta. El sector espera en 2017 "concluir un año similar" a 2016, "pero más equilibrado en captación".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate