Diario Vasco

Ingemar de Usurbil conoce el lunes algo de su incierto futuro

El comité de empresa de Ingemar en Usurbil se reunirá el próximo lunes con el administrador concursal designado por el juzgado de Lugo encargado del concurso de acreedores -con un pasivo de 50 millones de euros- presentado esta semana por el grupo especializado en mármoles y granitos. Los representantes de los 74 trabajadores de la planta «temen lo peor», según confiesan fuentes del comité, que sitúan la responsabilidad del fiasco en «el actual consejo de administración». Sea como fuere, Ingemar ha protagonizado una rocambolesca espantada, después de que los propios trabajadores, el Gobierno Vasco, la Diputación de Gipuzkoa, Kutxabank, Sabadell y Elkargi comprometieran su sacrificio y su esfuerzo para salvar la firma, siempre que ésta inyectara un millón de euros mediante una ampliación de capital; un dinero que debía aportarse antes del pasado 25 de diciembre pero que nunca llegó. La propia Diputación, a la que el comité de empresa agradeció su apoyo «desde el minuto uno», reconoció ayer su sorpresa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate