Diario Vasco

La plantilla de Unipapel pide apoyo institucional

La plantilla de Unipapel se concentró ayer delante de la fábrica en Aduna.
La plantilla de Unipapel se concentró ayer delante de la fábrica en Aduna. / UNANUE

Desde hace practicamente un año los trabajadores de la firma Unipapel en Aduna viven una pesadilla. Todo comenzó, más concretamente, en 2014 cuando Springwater Capital compró a Adveo las plantas de Unipapel, pero la situación se complicó sobremanera a comienzos de 2016. Adveo no aceptó refinanciar la deuda con la nueva propietaria lo que desembocó en un ERE de extinción que afectó a 17 trabajadores de Aduna y, posteriormente, la entrada en concurso de acreedores de la compañía que implementó en julio otro ERTE para el medio centenar de trabajadores de la planta guipuzcoana. Un expediente de suspensión de jornada que la Audiencia Nacional anuló al considerarlo «fraudulento», por lo que a fecha de hoy la plantilla de Aduna reclama las últimas 12 nóminas a la empresa y la reactivación de la misma.

Los trabajadores de Aduna se concentraron ayer a las puertas de la fábrica y solicitaron también a las instituciones «que intenten buscar una solución que garantice la continuidad de la planta», algo para lo que «no han mostrado interés» desde el inicio del proceso.

ELA y LAB acusaron de la situación actual al «fondo buitre Springwater» y a su administrador, «quién, con la ayuda de Adveo, llevó a Unipapel a la ruina hasta el punto de no tener liquidez ni para pagar las nóminas de sus trabajadores».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate