Diario Vasco

Fresmak diseña un innovador sistema que le abre las puertas al mercado aeronáutico

Cenarruzabeitia muestra una mordaza para fijar una barra y en primer término las barras con el adhesivo de sujeción.
Cenarruzabeitia muestra una mordaza para fijar una barra y en primer término las barras con el adhesivo de sujeción. / MICHELENA
  • La empresa de Zarautz ha logrado una subvención del exigente plan Horizon 2020 de la UE

  • Ha diseñado una mordaza de amarre que permite mecanizar piezas complejas, como los álabes de las turbinas de los aviones

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Fresmak, una veterana pyme de Zarautz de solo 26 empleados, va a conseguir situarse entre la élite de la élite de los fabricantes de sistemas de sujeción de piezas que necesitan mecanizarse. La compañía, que este año cumplirá medio siglo de vida, ha logrado una subvención de 1,3 millones de euros del exigente programa Horizon 2020 de la Unión Europea. A éste acceden únicamente proyectos de alta tecnología, ultranovedosos y con una rápida aplicación en el mercado. Solo el 5% de las empresas que presentan su candidatura logra el visto bueno. Fresmak ha sido una de ellas.

El reconocimiento de la UE es el resultado del empeño de la empresa zarauztarra por la innovación desde su nacimiento. Fresmak se fundó en 1967, presidida por Ignacio Cenarruzabeitia. Uno de los socios contactó con el ingeniero alemán Franz Arnold, inventor de un sistema que permitía multiplicar la presión de las mordazas hasta los 8.000 kilos por centímetro cuadrado. Arnold se incorporó a la compañía aportando sus patentes. De esta forma, la empresa se convirtió en el primer fabricante mundial de dicho producto, situándose en la élite del sector, un lugar que no ha abandonado.

Cincuenta años más tarde, Fresmak está en disposición de escalar un peldaño más. Así lo afirma Ramón Cenarruzabeitia, actual consejero delegado e hijo del fundador. «Tenemos un producto muy bueno, tremendamente innovador y con unas posibilidades de aplicación exponenciales. Nosotros nos dedicamos al mecanizado, pero puede ser utilizado en otros sectores».

Fresmak ha desarrollado un sistema de amarre de piezas que permite trabajar en ellas sin obstáculos. Los equipos tradicionales realizan la sujeción mediante tenazas, tornos u otros elementos que interfieren en el arranque de virutas o el moldeado. La pyme zarauztarra ha diseñado un sistema basado en un adhesivo que sujeta la pieza por una sola cara, quedando libre el resto para su manipulación.

Este adhesivo, un polímero bifásico nanoestructurado, se presenta en forma de pequeñas barras que se pueden cortar según las necesidades. Cenarruzabeitia explica que existen compañías muy potentes, como Loctite o 3M, que disponen de adhesivos para utilizar en todo tipo de materiales, «pero el éxito de nuestro producto es que es reversible, es decir, se puede pegar y despegar aplicando frío o calor. Además es reutilizable, respetuoso con el medio ambiente, reduce las vibraciones y cuenta con una gran fuerza de amarre».

Existen otros equipos que también permiten trabajar sin estorbos (plato magnético, cámara de vacío) pero presentan limitaciones porque, o bien solo son útiles con materiales férricos o la presión que ejercen es escasa. La patente de Fresmak puede emplearse para mecanizar piezas de aluminio u otros materiales. Su capacidad de presión es de 1.100 N/cm2, mientras que la cámara de vacío es de 10N/cm2 y la del plato magnético de 80N/cm2.

Colaboración con la UPV

Cenarruzabeitia explica que la idea de diseñar amarres que interfieran menos en el mecanizado era un objetivo prioritario para la firma desde hacía años. En 2014 la empresa, en colaboración con la UPV (Instituto Polymat), presentó un proyecto al CDTI para el desarrollo de un nuevo sistema químico-mecánico destinado a la sujeción de piezas complejas destinadas al sector aeronáutico. Fruto de este trabajo fue una primera versión probada en empresas que trabajan para el citado sector, con resultado óptimo.

Este fue el proyecto, denominado F-Grip, que se presentó el año pasado al programa Horizon 2020 y que ha sido aprobado tras pasar una dura criba. «Nosotros teníamos desarrollado el sistema al 80%, así que las subvenciones de la UE nos venían perfectas para culminarlo», explica Cenarruzabeitia.

La UE aporta 1.374.454 euros a un proyecto que requerirá una inversión de 1.963.506 euros. Ahora se inicia un periodo de dos años en los que se perfilará definitivamente el producto. Fresmak ha firmado acuerdos con empresas de Francia, Reino Unido, Holanda, Italia y España dedicadas a mecanizar piezas para el sector aeronáutico.

Durante ese tiempo, se presentará en ferias y arrancará la comercialización de unas mordazas que, según prevé el CEO de la compañía, permitirá pasar de los 2,8 millones de facturación actual a 5,6 millones en cinco años. La plantilla se reforzará con entre tres y cinco especialistas en la fase de pruebas, incrementándose cuando la producción coja fuerza. En la actualidad trabajan en la empresa 26 personas, la mayor parte con un alto grado de especialización: cuatro ingenieros superiores (tres de ellos dedicados a I+D), cuatro licenciados en otras materias, un ingeniero técnico, dos titulados medios y doce con grado de FP II.

F-Grip abrirá nuevos mercados a la empresa zarauztarra. Cenarruzabeitia señala que gracias al plan Horizon 2020 «hemos dado un giro importante hacia la aeronáutica. Disponemos de diferentes soluciones de amarre que pueden interesar a estas empresas».

Se trata de un sector que requiere el mecanizado de piezas complejas y de alto valor añadido. Las oportunidades de negocio son enormes, debido al crecimiento del uso del avión y, como señala el CEO de Fresmak, «la enorme competencia entre Boeing, Airbus y Bombardier».

La compañía guipuzcoana está bien situada para ganar cuota de mercado, porque al prestigio que ha ganado con el programa Horizon, hay que añadir el alcanzado a través del plan Dynamill. Este tuvo como objetivo la mecanización de piezas finas. Fue liderado por el prestigioso instituto alemán Fraunhofer. «Invitaron a participar a nueve empresas europeas, entre ellas la nuestra, como especialistas en el mundo del amarre. En realidad -explica Cenarruzabeitia- se trataba de diseñar un sistema de mecanizado de álabes para turbinas, bien sea de agua, de gas o para motores de aviación. Son unas piezas complejas y que presentan muchísimos problemas de mecanizado».

Expansión internacional

La nueva patente potenciará la expansión internacional de una firma volcada en la exportación desde sus inicios. Esta mirada al exterior le llevó a abrir plantas productivas en Brasil y en Estados Unidos, pero en la actualidad fabrica solo en Zarautz. «Aquellas experiencias no salieron como queríamos, así que hemos centralizado toda la producción aquí. En algunos mercados nos hemos encontrado con mordazas parecidas a las nuestras. Se trata de copias. Si no está hecha en Zarautz, no es nuestra». La presencia internacional se sustenta en una extensa red de representantes y distribuidores que cubren cincuenta países.

Cenarruzabeitia se muestra satisfecho de la trayectoria de su empresa. «Somos una pyme pequeña, pero hemos sabido innovar e internacionalizarnos desde el inicio. Estos términos ahora están en boga, pero para nosotros ha sido desde siempre un componente fundamental en nuestra trayectoria. En este camino no hemos estado solos, hemos recibido ayudas de la Diputación y el asesoramiento de Bantec».

El consejero delegado señala que sobre la base de la innovación y la internacionalización «podemos concluir que el potencial que vemos nos va a permitir adentrarnos en el sector aeronáutico, en constante crecimiento y con grandes expectativas de desarrollo para la empresa. Queremos estar en punta, no nos conformamos con ser uno más, sino los mejores del mercado. El hecho de que el Instituto Fraunhofer nos llamara quiere decir que estamos ahí, en la élite, porque tenían para elegir empresas de toda Europa».

¿Existe el riego de que algún pez grande se coma al chico? Ramón Cenarruzabeitia asegura que su empresa ni está ni estará en venta. «Es cuestión de tiempo que nos quieran comprar. Este producto le puede interesar a mucha gente, porque las aplicaciones son exponenciales, pero no tenemos ninguna intención de vender. Mi padre -subraya el consejero delegado- estuvo aquí muchos años y ahora sigo yo. Tenemos una enorme ilusión por continuar con un proyecto que nos impulsará de un nivel muy alto a otro superior».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate