Diario Vasco

«La inversión inicial se recupera con el ahorro en costes»

«Hemos apostado por el biometano para dar cumplimiento a las directivas europeas en materia de emisiones contaminantes y para adaptarnos al Plan de Mitigación del Cambio Climático». Así se expresa Carlos Martín, responsable de Energía de Emaya, entidad que adjudicó a la ingeniería guipuzcoana mediante concurso público el diseño de la novedosa estación de servicio de Palma de Mallorca.

Martín explica que la instalación permitirá incorporar energía de origen renovable a los camiones de recogida de la basura y limpieza de Palma. Esta energía provendrá del biogás que se genera en la depuradora de agua, 31 GWhora térmicos/año. La flota pesada de Emaya consume 20 GWh/año (equivalente a 2 millones de litros de diesel).

Martín señala que la elevada inversión inicial que requiere este tipo de estaciones de servicio se recupera con el ahorro en el coste del combustible, porque al gas natural se le aplica un impuesto especial de hidrocarburos menor que el que rige para la gasolina o el gasoil. Añade que en el caso de Palma el retorno de la inversión se producirá en un tiempo menor que el habitual, porque el biometano lo producirá la propia empresa municipal.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate