Diario Vasco

Confebask y los sindicatos abordarán hoy un acuerdo que blinde los convenios vascos

  • Ambas partes acuden con la disposición de alcanzar un pacto que se les resiste en los últimos cinco años

Confebask y los cuatro sindicatos más representativos se volverán a reunir hoy después de varios años para abordar un acuerdo interprofesional que blinde la negociación colectiva en Euskadi frente a los pactos estatales. El encuentro tendrá lugar en la sede del Consejo de Relaciones Laborales en Bilbao, a petición de la patronal vasca, y todos los agentes sociales acuden con la disposición de alcanzar un pacto que se les ha resistido en los últimos años.

Y aunque no serán los primeros espadas, sino los responsables de negociación colectiva los que acudan al encuentro, será una imagen inédita en los últimos años ya que ELA y LAB renunciaron a estar presentes en la Mesa de Diálogo Social que, precisamente entre los acuerdos del 22 de julio, tan denostados por las dos centrales abertzales, estableció impulsar un acuerdo interprofesional que dé prioridad aplicativa a los convenios vascos sobre los estatales.

Fue la reforma laboral de Rodríguez Zapatero en 2010 la que estableció que los acuerdos estatales prevalecían sobre los de ámbito inferior en aquellas materias que regularan. La posterior reforma de Rajoy en 2012 rebajó la ultraactividad de los convenios a un año, lo que provocó la pérdida de vigencia de muchos de ellos, un terreno que en algunos casos ha ido 'usurpando' la negociación estatal.

Ante esta realidad ha habido dos intentos para tratar de acordar un acuerdo interprofesional que blinde a los convenios vascos de los estatales. El primero se produjo en 2011, pero ELA y LAB lo rechazaron tras argumentar que Confebask pedía a cambio paz social. Posteriormente, el 5 de julio de 2013, en víspera de la caída masiva de convenios, el propio lehendakari Iñigo Urkullu trató de impulsar otro acuerdo, pero en esta ocasión fue Confebask la que se negó porque no estaba dispuesta a alargar la ultraactividad de los convenios.

Mientras tanto, la negociación colectiva en Euskadi ha estado prácticamente bloqueada, con un avance muy lento, en el que han ido ganando terreno de forma progresiva los acuerdos estatales.

El nuevo intento de negociar un acuerdo intersectorial se antoja por lo tanto vital no solo para preservar el ámbito vasco de negociación colectiva sino también para reactivar la firma de convenios. Y es que el acuerdo en sí no serviría de nada si no va acompañado después por la apertura de mesas y la recuperación de los pactos caídos y la renovación de los que finalicen su vigencia.

Todas las centrales y la propia Confebask acuden con la voluntad de alcanzar un acuerdo. La disposicón es plena, «sin reservas», como indicó recientemente Cebek por parte de la patronal. Los sindicatos también van con los brazos abiertos. Unicamente LAB ha señalado -lo hacía su secretaria general, Ainhoa Etxaide, en una entrevista- que reclamará la ultraactividad indefinida. Mari Cruz Vicente, responsable de Negociación Colectiva de CC OO de Euskadi, señala que en estos momentos sería muy difícil plantear la ultraactivida indefinida como se hizo en 2013 porque hay muchos convenios decaidos y otros que han sido sustituidos por los de ámbito estatal. Por su parte, ELA insiste en que no admitirá condiciones como la paz social, una cuestión que tampoco asumirá la central abertzale. Pero a partir de ahí, no hay líneas rojas.

Eso sí, CC OO y UGT lamentan que el acuerdo, de producirse, llega cuatro años tarde, «por la intransigencia de unos y la comodidad de otros», dicen desde la central liderada por Raúl Arza. Destacan que si hay voluntad será fácil cerrar un pacto, ya que un acuerdo de estructura es sencillo y no debería ocupar más de un folio. Con todo, mientras unos esperan entrar hoy en harina, otros creen que será un encuentro de tanteo o incluso solo procedimental.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate