Diario Vasco

Sidenor presenta un expediente de regulación de empleo para dos años

  • Esta medida adoptada por el grupo siderúrgico, que alega pérdidas económicas recurrentes y falta de competitividad, implicaría una reducción media del tiempo de trabajo de un 50%

El Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) anunciado por el grupo siderúrgico Sidenor para sus plantas se aplicaría durante dos años, en 2017 y 2018, e implicaría una reducción media del tiempo de trabajo de un 50%, aunque con diferente afectación según los centros de trabajo.

Según han informado fuentes sindicales, la dirección del grupo y los sindicatos representados se han reunido hoy en las instalaciones de la empresa en Basauri para dar inicio al período de consultas del expediente. Las partes han constituido oficialmente la mesa negociadora del ERTE, que la empresa ha justificado en base a causas económicas, organizativas y productivas.

La dirección de Sidenor alega pérdidas económicas recurrentes y falta de competitividad, que viene de la anterior etapa, cuando la empresa formaba parte de la brasileña Gerdau, según las mismas fuentes. El ERTE afecta a más de 2.000 trabajadores de Sidenor y supone una reducción media del 50% del tiempo de trabajo en el conjunto del grupo, aunque dicho porcentaje es mayor o menor según las plantas. Ese porcentaje se sitúa en el 50% en las oficinas generales de Basauri y las plantas de Legazpi y Azuqueca (Guadalajara).

Este porcentaje se eleva al 75% en la de Reinosa (Cantabria), al 62 % en la de Azkoitia y al 100% en la de Maltzaga, cuya producción se trasladaría a la planta de Vitoria, en la que el porcentaje citado se situaría en el 35%, el mismo que para la planta de Legutiano (Álava), mientras que sería de un 20% para el centro de producción de Basauri y de un 39 % para el centro de Polinya (Barcelona).

Otras medidas de flexibilidad

Además del ERTE, la dirección ha planteado a los sindicatos otras medidas de flexibilidad, jubilaciones parciales, modificación de calendarios o intercambios de carácter funcional o geográfico, que, en opinión de LSB-USO, serían objeto de otro marco de negociación, de negociación colectiva, distinto al de la mesa constituida para tratar el expediente de regulación de empleo.

Fuentes del citado sindicato han mostrado su disposición a negociar el ERTE, pero han reclamado a la dirección un plan industrial que justifique las medidas planteadas. También han demandado la vinculación de todas las plantas al grupo Sidenor, así como garantías de estabilidad del empleo de cara al futuro.

Tras el encuentro con la dirección, los delegados del sindicato ELA en el grupo trabajan esta tarde en el análisis de la documentación aportada por la empresa, según han indicado fuentes de esa central. La próxima reunión de la mesa negociadora del ERTE, de la que forman parte la dirección y representantes sindicales de UGT, CCOO, USO, ELA, LAB, ESK y CSIF, será el próximo 1 de diciembre en la planta de Basauri.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate