Diario Vasco

La industria toma el relevo a los servicios como impulsor del crecimiento vasco

gráfico

La industria manufacturera recuperó su empuje en el tercer trimestre y creció un 3,1% en Euskadi. / AFP

  • El PIB vasco aumentó un 3% en el tercer trimestre, dos décimas menos que el avance estatal

  • En el último año se han creado 16.000 empleos netos en el País Vasco, 5.200 de ellos en Gipuzkoa, con un incremento del 1,8%

La economía vasca mantuvo un crecimiento sostenido en el tercer trimestre del ejercicio. Su PIB avanzó un 3%, dos décimas menos que en España, pero un punto y cuatro décimas más que en la Eurozona (1,6%). Euskadi parece inmersa en una carrera de fondo en la que mantiene un crecimiento casi constante desde comienzos de 2015. Como si de un maratoniano se tratara, la economía vasca avanza al son de sus dos piernas, la derecha, la más ligada a la industria, y la izquierda, correspondiente al sector servicios. El sector manufacturero repuntó en el tercer trimestre y cuajó un crecimiento del 2,9%, mientras que el sector terciario moderó su impulso y registró un avance del 3,1%. A ambos condicionantes se une la pujanza del consumo y la demanda interna, donde la recuperación sigue incidiendo, y ambos registraron un incremento del 2,7%.

El Eustat confirmó ayer en dato avanzado de crecimiento del PIB en Euskadi en el tercer trimestre del año, complementando la estadística con la evolución detallada por oferta y demanda, y desgranando el avance por territorios. En este caso, tres trimestres después, Gipuzkoa ha conseguido dejar el vagón de cola del crecimiento interanual en Euskadi. Entre julio y septiembre la economía guipuzcoana creció un 3% -a la altura de la vasca-, mientras que Álava lo hizo un 3,3% y Bizkaia un 2,8%. En lo que respecta al trimestre precedente, el avance de Euskadi se situó en el 0,6%. Gipuzkoa presentó un mejor comportamiento (0,7%), por delante de Bizkaia (0,4%) y por detrás de Álava (1,1%).

Desde el punto de vista de la oferta, los datos del Eustat muestran que la industria ha apartado alguna de las dudas que le hicieron retroceder más de dos puntos en su crecimiento en el segundo trimestre del curso y volvió a la senda alcista con una subida interanual del 2,9% -medio punto más que el periodo precedente-. Ese cambio se observa con mayor nitidez en la comparativa intertrimestral, con un incremento del 1,4%, el más pronunciado de los últimos cinco trimestres. Situaciones como el cierre de Arcelor Mittal en Zumarraga además del 'Brexit' propiciaron entre abril y junio ese ligero desvío en la recuperación de la industria vasca, que parece que volvió a reconducirse hasta cierto punto entre julio y septiembre. Buena parte de responsabilidad en este crecimiento la tiene la industria manufacturera, que registró los incrementos más importantes tanto en el interanual (3,1%) como en el intertrimestral (1,5%).

Los servicios moderaron varias décimas su crecimiento, pero siguen establecidos por encima del 3%. Además, siguen mostrando evoluciones positivas en todos los subsectores, destacando, sobre todo, el que agrupa comercio, hostelería y transporte, que gracias al empujón turístico y al incremento del consumo pudo sumar unos resultados mejores que el verano precedente y crecer un 3,7%. Y es que la temporada de verano terminó con un total de 1.155.775 visitantes, un 9,6% más que en 2015. También hubo récord en las pernoctaciones hoteleras, que han sumado 2.663.310, lo que supone un incremento del 12%. La rama de los servicios referentes a la administración pública, educación, sanidad y servicios sociales también creció un 2,4% y el resto de servicios, un 3%.

El tercer gran sector de la economía, la construcción, volvió a dejar sensaciones positivas en el tercer trimestre del curso y encadenó su segundo periodo consecutivo de crecimiento interanual, con un incremento del 1,9%, tras el avance del 2,7% que se apuntó entre abril y junio.

Los hogares responden

En lo que respecta a la demanda, vuelve a quedar patente que es el mercado interno y, sobre todo, el consumo de las familias el que ha sustentado buena parte del crecimiento económico en este ejercicio. La demanda interna, aunque reduce su repunte, mantiene un crecimiento interanual del 2,7%, similar tasa a la que presenta el gasto en consumo final. En este caso, es gracias a las familias que siguen incrementando su gasto un 3,1% en comparación con el tercer trimestre de 2015.

Por su parte, y como se viene apuntando desde hace varias semanas, las exportaciones han perdido buena parte de su empuje a lo largo del año, y en el tercer trimestre apenas sitúan su crecimiento un 1,6% por encima de hace un año. Si nos fijamos en la evolución intertrimestral, las exportaciones vascas caen un 2% y las importaciones un 2,6%.

En relación al empleo -medido en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo-, el Eustat destaca que en los últimos doce meses el empuje de la economía vasca ha logrado crear alrededor de 16.000 empleos. Aproximadamente 5.200 de ellos pertenecerían a Gipuzkoa, que ha visto crecer un 1,8% su cifra de asalariados, una tasa similar a la vasca. En el tercer trimestre del año la economía guipuzcoana ha creado 1.600 puestos de trabajo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate