Diario Vasco

La disputa por el 'macrocontrato' del AVE de Renfe se decidirá entre CAF y Talgo

El tren Oaris con el que CAF se presenta al concurso para los nuevos AVE.
El tren Oaris con el que CAF se presenta al concurso para los nuevos AVE. / DV
  • La guipuzcoana ha presentado la mejor oferta económica mientras la estatal le supera en la técnica

  • Se trata de la mayor compra de trenes de la historia de la operadora estatal

Los fabricantes CAF y Talgo son los que se disputan el contrato de suministro a Renfe de treinta nuevos trenes de Alta Velocidad (AVE) y su posterior mantenimiento al presentar las mejores ofertas. Talgo ha presentado la mejor plica técnica, mientras que la compañía beasaindarra ha ofertado con mejor propuesta económica.

Tras abrir hoy las ofertas, Renfe repasará los datos para determinar el adjudicatario final del contrato, el mayor de la historia de la compañía con un importe superior a los 2.600 millones de euros, y ratificarlo en un consejo de administración a finales de semana.

El denominado 'contrato ferroviario del siglo', por el que también competían Siemens y Alstom, supone la fabricación y suministro a Renfe de quince nuevos trenes AVE y un pedido adicional de quince trenes más que la operadora irá solicitando por lotes de cinco unidades en función de sus necesidades. Además, incluye el posterior mantenimiento de los vehículos.

Se trata de la mayor compra de trenes de la historia de Renfe, según destacó la directora general de la compañía antes del inicio del acto de apertura de plicas, una adquisición con la que Renfe pretende dotarse de una flota necesaria para atender el aumento de la demanda de viajeros prevista en los próximos años.

"Con este concurso público no sólo hemos querido hacernos con un buen tren, sino también con el mejor tren en términos de eficiencia y coste", subrayó la directiva.

Renfe busca un tren que circule a una velocidad de hasta 320 kilómetros por hora y de gran capacidad, esto es, que pueda transportar a un mínimo de 400 viajeros.

Se trata del primer pedido de trenes de la operadora en al menos una década, y de la primera ocasión en la historia de la compañía en la que recurre a un acto público para fallar su contratación. La compañía que preside Pablo Vázquez ha elegido este sistema, el que se utiliza en los grandes contratos internacionales, con el fin de garantizar la máxima transparencia y seguridad jurídica a todo el proceso de contratación.

Siemens competía por el contrato con el 'Velaro', un tren AVE que ya circula en España, concretamente en el AVE a Barcelona, mientras que CAF puja con el 'Oaris'. Ambos vehículos presentan distintos tipos de tracción distribuida a lo largo de los coches.

Talgo, de su lado, ha presentado el 'Avril', que asegura consumir una menor energía y contar con piso bajo. Por su parte, Alstom no había desvelado cual de sus modelos de tren AVE había elegido para tratar de lograr el concurso.

Dinamizará la economía

Renfe asegura que, además de cubrir sus necesidades de flota, este pedido de trenes contribuirá a la recuperación de la economía española, dado que calcula que generará 1.000 nuevos puestos de trabajo, según datos de la empresa que recoge Europa Press.

Además, dinamizará un sector que cuenta con varias fábricas e instalaciones en España que lleva años centrándose en pedidos para el exterior ante la ausencia de demanda interna.

Renfe resolverá así este histórico contrato un año después de sacarlo a concurso en diciembre de 2015. No obstante, la compañía tuvo que relanzar el proceso en mayo de este año para ajustar los pliegos de contratación a un recurso que presentó Bombardier, que posteriormente quedó descalificada de la puja.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate