Diario Vasco

El futuro de las empresas pasa por incorporar talento

Olano, Beitinger, Tapia, Arriola, Esmorís y Zarraonaindia momentos antes de iniciarse el congreso en el Kursaal.
Olano, Beitinger, Tapia, Arriola, Esmorís y Zarraonaindia momentos antes de iniciarse el congreso en el Kursaal. / USOZ
  • Los expertos consideran que la digitalización, la fabricación aditiva, la ciberseguridad y la realidad aumentada son una realidad insoslayable

Talento. Esta es la clave para que los productos o los procesos que desarrollan las empresas contengan más valor añadido que los de la competencia. El talento ha sido necesario en todas la revoluciones industriales. Lo hubo a raudales cuando se descubrió la máquina de vapor o el telégrafo. La diferencia radica en que ahora se requiere innovar a mayor rapidez y en todos los sectores. La Industria 4.0 lo impregna todo.

Los profesionales que participaron ayer en la mesa redonda de la mañana subrayaron que la digitalización, la fabricación aditiva, la realidad aumentada o la ciberseguridad forman parte de la médula de sus empresas. «No es el futuro, estos sistemas están ya aquí», señaló Ana Montero (Microsoft).

El sector de la automoción, clave en Euskadi, donde se asientan centenares de empresas, ha entrado de lleno en la cuarta revolución industrial. José Esmorís, director de I+D+i de CIE Automotive y presidente del Acicae (cluster de la automoción del País Vasco), indicó que el sector lleva tiempo innovando. Señaló que el objetivo es «facturar más», incluidas las pymes. «Cada tipo de empresa debe encontrar su sitio y la velocidad no puede ser la misma en las pymes que en las multinacionales, pero deben dar el salto e ir dando pasos. No nos queda más remedio, porque el cliente coloca a las empresas en el sitio que les corresponde».

Beatriz González, directora de Operaciones para el norte de Europa de Gestamp, indicó que su compañía está «involucrada» en la Industria 4.0, pero añadió que resulta difícil introducir la fabricación aditiva en los procesos de soldadura. «Es un sistema que funciona mejor con el plástico, pero me apasiona pensar en su aplicación a las partes metálicas de los chasis. Mi sueño es evitar las soldaduras».

Tanto González como Esmorís destacaron los beneficios de la realidad virtual, otra de las tecnologías estrella, orientada en este caso a las necesidades de formación de sus compañías. La responsable de Gestamp explicó que la internacionalización de su firma obliga a formar a personal en todo el mundo. «¿Cómo hacer para que cuando llega una línea de fabricación a destino los empleados estén preparados? La formación supone un coste alto y el uso de la realidad aumentada puede ser muy útil».

Esmorís explicó que la capacitación de operarios requiere llevarlos a plantas ya existentes o desplazar monitores a donde se encuentren los nuevos empleados. «La realidad virtual permite simular procesos», señaló el presidente de Acicae.

Marc Segura, responsable de la división Discrete Automation&Motion de ABB, resaltó que la Industria 4.0 conlleva la conexión de las cadenas de valor con las de fabricación. «Este es el factor diferenciador en un mundo global donde la lucha radica en conseguir captar el talento». Segura abogó por la introducción de los robots colaborativos en las fábricas, donde personas y equipos puedan trabajar conjuntamente.

Ciberseguridad

La introducción de las nuevas tecnologías digitalizadas conlleva el riesgo de ataques informáticos. De ahí que el despliegue de la digitalización sea parejo al de la ciberseguridad. Borja Laseros, responsable de la empresa Titanium, explicó que «todavía hay muchas empresas que se creen a salvo, porque gran parte de sus procesos siguen siendo anticuados. No se dan cuenta que basta con que al final del proceso la etiqueta que colocan al producto esté conectada a un portátil, para que por allí sean víctimas de un ataque. Otras firmas creen que basta con un antivirus, y no es suficiente».

Los cinco participantes en la mesa redonda coincidieron en destacar la importancia de adecuar los estudios universitarios y la FP a los nuevos perfiles profesionales. Esmorís resaltó la necesidad de promover en secundaria el interés por la tecnología y denunció la escasez de estudiantes universitarios de física o matemáticas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate