Diario Vasco

Bruselas vuelve a salvar a España y no congela 1.200 millones de fondos estructurales

vídeo

Luis de Guindos. / Foto: Stephanie Lecocq (Efe) | Vídeo: Europa Press

  • Es el segundo 'match point' que supera Rajoy tras librarse en julio de una multa de hasta 2.000 millones

  • La Comisión mantiene la presión y exige ya el nuevo presupuesto con al menos 5.500 millones de ajuste

Confirmado. Mariano Rajoy y, sobre todo, España, puede respirar tranquilos. El primer "match point" lo salvó el 27 de julio evitando una multa de hasta 2.000 millones y hoy, ha hecho lo propio con el segundo. El Colegio de Comisarios ha desestimado de forma definitiva la congelación de en torno a 1.200 millones de fondos estructurales para el año que viene a la que se enfrentaba España por la indisciplina fiscal protagonizada en 2015 y que le ha puesto a los pies de los caballos de un procedimiento sancionador histórico en la UE.

Esta decisión, no obstante, ya la esperaba el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien la semana pasada advirtió en el Parlamento Europeo de que si finalmente se impone, "sería incoherente, contraproducente, afectaría al ánimo de la población y lanzaría una señal contraria a la que Europa necesita". Portugal también está en su misma situación y también se ha salvado.

El motivo del nuevo indulto de la Comisión se debe a que el Gobierno de Rajoy aprobó "medidas efectivas" para corregir los incumplimientos durante los meses que estuvo en funciones. Además del cierre presupuestario anticipado de los ministerios y los acuerdos de no disponibilidad, destacó, sobre todo, la reforma del impuesto de Sociedades para recaudar unos 9.000 millones a través de anticipos.

Sigue la presión

Sin embargo, la presión continúa. Ha habido perdón, pero no olvido y España sigue siendo el país con el peor déficit de la UE ya que sólo este año gastará más de 46.000 millones de lo que ingresará (déficit del 4,6%). El objetivo pactado para el próximo año es del 3,1%, lo que obligará al nuevo Gobierno de Mariano Rajoy a acometer un ajuste nominal de unos 15.000 millones, aunque la bonanza del ciclo económico hará que quede limitado a medio punto del PIB, unos 5.500 millones. No obstante, la Comisión ya ha alertado en sus últimas previsiones que está cantidad podría dispararse hasta los 8.000 al considerar que el cierre de 2017 será del 3,8%.

Se trata de ajustes, que no recortes. ¿Por qué? Porque el Gobierno podría decidir gastar muchísimo más de lo que lo hace si en paralelo, realiza una brusca subida de impuestos por el mismo importe o mayor. Esto es lo que Bruselas siempre deja en manos de los gobiernos y lo que el Ejecutivo del PP está negociando con los grupos políticos para intentar sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado.

Bruselas aprieta y quiere que Madrid envíe "cuanto antes" el nuevo borrador presupuestario para poder comprobar que efectivamente cumple con el requisito del 3,1% pactado. Así lo ha pedido el vicepresidente del Euro, Valdis Dombrovskis, y el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, que han urgido a España a hacer los deberes y "cumplir sus compromisos" con celeridad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate