Diario Vasco

Iberdrola desarrolla una vieja hidroeléctrica escocesa como almacén de la energía eólica

Imagen del muro de contención de la presa de la central hidroeléctrica de Cruachan, en Escocia..
Imagen del muro de contención de la presa de la central hidroeléctrica de Cruachan, en Escocia.. / I. G.
  • La compañía vasca invertirá 700 millones de euros y empleará cuatro años en adaptar la central de Cruachan

La actividad de Iberdrola en Reino Unido no se ha detenido por las incertidumbres del 'Brexit' o el descenso en la paridad de la libra. Al final de este año habrá invertido unos 700 millones de euros en ocho nuevas plantas eólicas en tierra escocesa, avanza en la construcción de una planta 'off shore' de 714 megavatios en la costa este inglesa y en la extensión de un cable submarino entre Escocia e Inglaterra.

Inversiones en contadores inteligentes, en transmisión y en sistemas integrados de gestión de Scottish Power, su subsidiaria escocesa, forman también parte de la actividad de la empresa vasca. Y se produce en un contexto de replanteamiento de la política del Gobierno británico, que quiere avanzar hacia un mercado no subvencionado de tecnologías ya maduras, como la eólica en tierra.

Iberdrola invitó esta semana a un grupo de periodistas españoles para mostrar la base de un proyecto de inversión de otros 700 millones de euros en lo que la Asociación de Energía Renovable (REA), grupo empresarial del sector, considera que es «la pieza que falta» en la nueva estructura energética de Reino Unido, que en 2015 generó de las eólicas la mitad de sus renovables, que supusieron el 24,7% del 'mix' nacional.

La pieza que falta es el almacenamiento de energía como consecuencia de la intermitencia de la generación eólica. Y el reto es adaptar centrales hidroeléctricas de bombeo hidráulico, que se construyeron en la década de los sesenta para almacenar el excedente de plantas nucleares, a las nuevas necesidades de estabilidad de la red eléctrica nacional, National Grid.

Cruachan es la segunda central hidroeléctrica del país por potencia por detrás de la mastodóntica Dinorwig, en el norte de Gales, pero con su capacidad de generación de 440 megavatios ha ocupado un papel importante desde que en 1965 fue inaugurada por la reina Isabel II. Ahora, Iberdrola aprovechará sinergias tecnológicas entre Cruachan y su experiencia española, con la mayor central europea de bombeo en La Muela, en Valencia.

Una central hidroeléctrica reversible, como la de Cruachan, situada en un bello paraje de las Tierras Altas del sur, al nordeste de Glasgow, genera electricidad por la caída del agua embalsada y tiene la capacidad de bombear agua hacia el embalse elevado desde un lago natural, el Awe, mediante un sistema de conductos que conectan el embalse, las turbinas y el lago.

Es el mecanismo de almacenamiento de energía que la REA considera como el más maduro en la búsqueda de tecnologías que permitan la descarbonización de la generación eléctrica, y su ventaja sobre otras alternativas es la velocidad de respuesta a las demandas de la red. Una central de ciclo combinado puede responder en dos o tres horas, una térmica de carbón en cinco. Cruachan, tarda entre ocho y treinta segundos.

Pendiente de acuerdo

David Bowie, jefe de operaciones y mantenimiento de la central, afirma que «este tipo de centrales se ajusta bien a la intermitencia de las renovables». El plan de expansión contempla la construcción, en unos cuatro años, en el interior de 'la montaña hueca', horadada con un túnel de un kilómetro, la gran sala de turbinas y control y los conductos, de tres nuevas unidades de generación y bombeo, para alcanzar una potencia de algo más de 1.000 megavatios.

Un informe reciente del Comité de Asuntos Escoceses de la Cámara de los Comunes pide al Gobierno que fomente las estructuras de almacenamiento para favorecer el desarrollo de renovables en Escocia, que ya representan el 25% de la capacidad de generación de este tipo en Reino Unido. En Scottish Power confían en un acuerdo sobre la estructura de precios con el Gobierno y National Grid para emprender la obra.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate