Diario Vasco

Se reabre el procedimiento judicial por las recolocaciones de Arcelor Zumarraga

El periodo de conciliación entre el comité de empresa de Zumarraga y los representantes de Arcelor para tratar de negociar una mejora en las condiciones de los traslados y evitar la vía judicial se cerró ayer sin acuerdo. En la última reunión celebrada en el Preco, los portavoces de los 85 trabajadores pendientes de reubicación en las plantas asturianas de la multinacional trasladaron a la empresa que la mayoría del colectivo rechazaba el planteamiento de mejoras puesto encima de la mesa. De esta forma se cerró la negociación y el procedimiento será dedicido en los tribunales.

En la asamblea celebrada en la planta la pasada semana, los recolocados rechazaron la última oferta que incluía una compensación de 10.000 euros a los trabajadores que no se cambiaran de domicilio y la opción de una garantía salarial que durase dos años, por la que durante 24 meses los trabajadores reubicados tendrán unos salarios equivalentes a los que tenían en Zumarraga. La empresa también había mejorado la indemnización por despido en caso de que los empleados renunciaran a los seis meses a los puestos asignados.

Arrancan las reubicaciones

De esta forma la doble denuncia que los sindicatos pusieron en el juzgado de Eibar vuelve a activarse. La primera gira en torno a la modificación sustancial de las condiciones de trabajo y la segunda versa sobre los traslados. De esta forma, será finalmente el juez el que dicte sentencia y obliguen o no a la empresa a mejorar las condiciones de los trabajadores reubicados.

Aun así, según fuentes empresariales, se comenzarán a ejecutar las reubicaciones en las plantas asturianas de la multinacional tal y como estaba previsto, y en el caso de que los tribunales den la razón a los empleados, se les aplicará la mejora que el juez estime en su auto.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate