Diario Vasco

«Tenemos claro que no queremos fabricar lo que pueden hacer otros»

Iñigo Intxausti cogió hace siete años las riendas de Alai Plastic Solutions, sustituyendo a su padre Iñaki en el cargo.
Iñigo Intxausti cogió hace siete años las riendas de Alai Plastic Solutions, sustituyendo a su padre Iñaki en el cargo. / LUSA
  • IÑIGO INTXAUSTI, GERENTE DE ALAI PLASTIC SOLUTIONS, Iñigo Intxausti defiende la importancia del plástico en la vida cotidiana, un material que «forma parte del ser humano»

«El plástico está presente en la vida de todos nosotros». Iñigo Intxausti no tiene dudas. Los hay de muchas características: con mayor o menor dureza, densidad, termoestabilidad... Pero lo que el gerente de Alai Plastic Solutions tiene claro es que se trata de un material imprescindible en nuestro día a día y que «allí a donde vayamos probablemente haya algo fabricado con plástico o alguno de sus derivados». Sabe de lo que habla, ya que en su empresa trabaja con ello y luego al salir a la calle aprecia esta circunstancia.

- Está convencido de que el plástico nos acompaña en nuestra vida, ¿a qué se refiere?

- Se trata de un material muy utilizado y que está presente en nuestro día a día desde que nacemos. Las vías y las bolsas de sangre de los hospitales están hechas de plástico, así como mucha de nuestra ropa también o piezas de los vehículos. Se me hace casi imposible estar en una habitación y que no haya nada fabricado con plástico o uno de sus derivados. A su vez, tengo que añadir que la mayoría de esos productos se pueden realizar en Alai Plastic Solutions. Cuando me encuentro en una sala de espera o en el autobús mirando a un lado y a otro y observo la cantidad de cosas que podemos producir en esta empresa: el marco de un cuadro, una rinconera...

- Sin embargo, se trata de un material con mala prensa. ¿A qué cree que se debe?

- Es cierto, y en mi opinión se debe al desconocimiento. La gente asocia plástico a bolsa y a basura. No nos damos cuenta de que se trata de uno de los materiales con mayor presencia en nuestra vida cotidiana. Además, uno de los productos que más fabrica Alai se destina a una empresa líder para la depuración de aguas, así que con el plástico también estamos contribuyendo a la limpieza de las aguas de las ciudades y nuestro entorno. También, en los últimos años se ha trabajado mucho en poder reciclar este material.

- Así que se preocupan por el Medio Ambiente.

- Esta empresa recupera y reutiliza cada kilogramo de materia de plástico que compra y no ponemos en el mercado un solo kilo de material achatarrado. No obstante, no se trata únicamente de un tema de Medio Ambiente, también de economía. Hace 10 años, Alai no era capaz de reutilizar ni un porcentaje del material que producía como desperdicio. Con el objetivo de cuidar el Medio Ambiente se han ido buscando e incorporando tecnologías para no generar ningún tipo de desperdicio, con lo que hemos conseguido no contaminar, pero también una mayor eficiencia.

- ¿Surgirá algún material que acabe sustituyendo al plástico?

- No. Aparecerán nuevos plásticos que reemplazarán a los existentes, pero la familia del plástico forma parte del ser humano.

- ¿Puede seguir evolucionando el plástico?

- Sin duda. Yo creo que se trata del material del futuro. Todos los años se siguen desarrollando nuevos tipos de este material con nuevas aplicaciones y propiedades para hacer frente a las necesidades que se generan en la vida. Cada día hay equipos de investigación trabajando en distintas vías para lograr nuevos termoplásticos que nos permitan cubrir necesidades de la sociedades. Nosotros hemos participado en proyectos en los que se integra la nanotecnología. No nos damos cuenta, pero una nave espacial no está hecho ni de hierro ni de madera, sino de termoplásticos.

- ¿Nanotecnología?

- Esta técnica es todavía experimental, pero va a conseguir incrementar mucho las capacidades de los termoplásticos.

- ¿Cuál es el punto fuerte de Alai Plastic Solutions?

- Esta empresa es muy compleja. Desde su origen nos hemos separado mucho de cualquier producción estandarizada, lo cual nos ha aportado un dominio de la transformación de los plásticos que no tienen nuestros competidores. Existen pocas compañías de extrusión de perfilería técnica que tenga nuestro volumen de facturación. Nosotros trabajamos a medida y tenemos claro que no podemos fabricar nada que le interese fabricar a un chino u otros. Aportamos una serie más especializada, más corta y, sobre todo, un desarrollo del producto en colaboración con nuestro cliente.

- ¿Cómo se acercan al cliente?

- La crisis nos obligó a poner en marcha la comercialización en Alai. Antes no vendíamos, nos compraban. Esto hoy en día no es una opción, por lo que hemos desarrollado un departamento comercial cada vez más potente y hemos contratado a una persona para tener presencia en las redes sociales y en la nube. También, ahora acudimos más a diferentes ferias del sector y hemos buscado salir para dar a conocer nuestro producto. Con todo ello buscamos estar presente con el cliente en el inicio de su proyecto.

- ¿Cómo le fidelizan?

- Con el producto y el servicio. Somos proactivos con nuestros clientes e intentamos mejorar y avanzar con los retos que nos ponen. Para ello contamos con un gran equipo humano.

- Unos trabajadores comprometidos...

- Un proyecto no es lo que el gerente dice o hace. Alai está formado por 90 familias y antes que nosotros han estado otras personas, y la suma de todo ello hace posible que hayamos llegado hasta aquí y que sigamos avanzando. Estoy contento con los trabajadores, porque el equipo humano es lo mejor que tiene esta empresa. Si de algo estoy orgulloso es de ello y me preocupo por mantenerlo.

- ¿Por qué decidió dar el relevo a su padre?

- No estaba previsto que le sucediera, pero hace 17 años yo me encontraba en Francia terminando mis estudios y me llamó porque necesitaba que trabajara en Alai con él. Así empezó todo y hace siete años terminamos el relevo generacional.

- ¿Son una empresa que mira mucho al exterior?

- Los productos de Alai Plastic Solutions se encuentran presentes en 57 países, y actualmente el 45% de nuestra facturación se encuentra fuera de España, pero las expectativas son que de aquí a un año se supere el 50%. El crecimiento natural de Alai se tiene que dar en el mercado francés, donde ya estamos muy presentes desde hace más de 20 años, pero todavía tenemos mucho recorrido que hacer.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate