Diario Vasco

«Estamos manteniendo reuniones con LAB para una eventual alianza»

  • Muñoz afirma que la central reafirmará en su próximo congreso su autonomía sindical y política, sin aceptar ninguna tutela

Adolfo 'Txiki' Muñoz revela que están manteniendo reuniones con LAB para trabajar una posible alianza, «sin plazos, pero sin perder el tiempo».

ELA reclama un aumento de la presión fiscal para equipararse a Europa. ¿Qué impuestos habría que subir?

Hay 6.000 millones de diferencia con la media europea. No se cumplen las previsiones de recaudación y las administraciones engañan a los ciudadanos. Bajo eufemismos dicen que no va a haber recortes, sino inejecución de gasto, lo que significa que los presupuestos no se cumplen.

¿Qué propuestas plantean?

El Parlamento Vasco encargó a tres catedráticos un informe sobre fraude fiscal. Dijeron que había una bolsa de 3.000 millones. Las haciendas vascas han hecho que el Impuesto de Sociedades sea un coladero entre exenciones, subvenciones y bonificaciones. Las empresas pagan entre poco y nada, como dice Zubiri, y cuanto más grandes son, señor López Atxurra -presidente de Petronor-, menos pagáis. El tipo efectivo de las grandes está en el 6%, según datos de la Agencia tributaria. En el IRPF, las rentas de capital pagan menos que las de trabajo. Se puede profundizar más, pero lo importante es que sobre esto no hay debate político.

¿Sería necesario cambiar la LTH para que sea el Parlamento el que tenga más potestad en detrimento de las diputaciones?

Sí, claramente. Es mucho más participativo. Por ejemplo, las reformas fiscales irían al CES, donde se podría opinar, aunque no es vinculante. El tema fiscal es opaco, no hay un nivel de transparencia.

ELA dejó el CES hace casi una década, ¿volverían en ese caso?

Hemos planteado determinadas condiciones, y uno de los déficit estructurales del CES es éste. El elemento esencial de la política social son los ingresos, y los ingresos no se discuten en ningún sitio. Lo que te dicen es que para que hables de eso te presentes a las elecciones políticas, mientras la patronal habla todos los días de fiscalidad.

¿Están dando pasos respecto a la posible alianza con LAB?

Estamos manteniendo reuniones. Tras la decisión del Gobierno Vasco de combatir a la mayoría sindical no hay lugar para la ambigüedad. ELA y LAB juntos podemos multiplicar la eficacia de nuestro trabajo en lo sindical, social y político. Siendo, como somos, dos sindicatos, debemos superar los desencuentros en acción sindical y negociación colectiva. ELA va a hacer lo que esté en su mano para hacerlo posible, si lo logramos será un gran revulsivo.

Ambas centrales celebran sus respectivos congresos el próximo año. ¿Podría ser una fecha clave?

Estamos trabajando sin plazos, pero sin perder el tiempo.

¿Va a reorientar ELA el sindicato a los nuevos retos o se va a profundizar en la misma línea?

Hay que profundizar en la reflexión sobre el presente y futuro del sindicalismo y debatir cómo hacer frente, fortaleciendo la organización, al deterioro social, laboral y a los continuos ataques contra el movimiento sindical reivindicativo. Gobiernos y patronales quieren un sindicalismo domesticado para disciplinar a toda la sociedad, y no lo van a tener. ELA, en su congreso, reafirmará su autonomía sindical y política, sin aceptar ninguna tutela por parte de nadie.

Lleva ocho años al frente del sindicato y continuará otro mandato. Sería el último, según el reglamento interno. ¿Se está preparando el relevo?

Nosotros le damos mucha importancia a trabajar los relevos en el Comité Nacional.

¿Y se está haciendo ahora?

Siempre. No hay ni interinidad ni improvisación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate