Diario Vasco

«Nadie es profeta en su tierra»

«Nadie es profeta en su tierra, en este caso en Euskadi, así que el contrato con Sidenor comporta para nosotros un plus de satisfacción, sober todo por lo que de avanzado tecnológicamente supone y porque, claro, lo hemos logrado superando a las principales firmas del mundo ». Así se expresan en el cuartel general del Grupo Sarralle, donde se aprecia mejor que en ningún lugar del mundo el esfuerzo realizado hasta ahora.

La empresa es un referente fuera de nuestras fronteras. y lo es, también, en geografías tan lejanas como Irán, un país que ahora está de moda pero en el que la guipuzcoana atesora más de diez años de presencia y, por tanto, de reconocimiento. Todo un 'as en la manga' ahora que el país persa ha superado los bloqueos internacionales y, con dinero en el bolsillo (el que dan los petrodólares) necesita construir o reconstruir medio país, tanto en lo que se refiere a infraestructuras civiles como a su arquitectura industrial. Junto a la entrega de plantas siderúrgicas completas (es lo que se conoce como proyectos llave en mano), Sarralle destaca también en el negocio 'Oil & Gas', en el que, como todos, ha sufrido en los últimos años. La azpeitiarra está especializada en el 'downstream' o refino y procesamiento de crudo y gas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate