Diario Vasco

Alejandro Echevarría defiende la ética y la colaboración como recetas para el éxito

vídeo

El III Foro Empresa Gipuzkoa se ha celebrado en la sede de la Cámara de Comercio. / MICHELENA

  • El presidente de Mediaset España y de Uteca protagoniza el III Foro Empresa Gipuzkoa

La revolución digital, que tanto impacto ha tenido en el conjunto de la humanidad, ha marcado una nueva frontera en el negocio de la comunicación; una linde irreversible y a la que además de acostumbrarse los medios tradicionales deberán intentar sacar el máximo provecho posible. ¿Hay futuro para esos medios de toda vida en un mundo dominado por lo Google o Facebook? La respuesta es inapelable: «Sí». Y la otorga una de las personas con más experiencia que existen en Europa, Alejandro Echevarría, presidente de Mediaset España y también de Uteca, la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto. Así lo aseguró hoy el directivo durante el III Foro Empresa Gipuzkoa, organizado por El Diario Vasco, en colaboración con Laboral Kutxa y PriceWaterHouse Coopers, celebrado en la sede de la Cámara de Comercio de Gipuzkoa.

Que nadie busque recetas extrañas a la hora de garantizar ese futuro que Echeverría ve claro para los periódicos, las televisiones o las radios en el tiempo de internet, el 'on line' y el 'streaming'. Todo se apoya, afirmó, en pilares que siempre funcionan en la empresa como son la honestidad, el trabajo bien hecho, los buenos profesionales y la colaboración. Ingredientes que los medios tradicionales no deben nunca perder de vista. Empresa y comunicación, comunicación y empresa; un binomio ineludible e inseparable que, inistió Echevarria, ha de tenerse siempre en mente para sobrevivir y, como toda empresa, obtener beneficios y crear actividad, empleo y riqueza.

El ejecutivo bilbaíno (que presumió de vasco universal al haber estudiado en Donostia y haberse casado con una vitoriana) ofreció una interesante conferencia ante una más que generosa representación de los ámbitos económico e institucional vasco y guipuzcoano.

En su discurso, el directivo advirtió de que «todo ha cambiado, con lo que nosotros también debemos cambiar», pero dejó un margen generoso para el éxito en su sector a aquellos que sepan escuchar al lector, el oyente o el televidente y actúen con honestidad y rígidos principios.

La cooperación entre actores, también en el seno de organizaciones como Uteca, también se presenta como imprescindible para Echeverría, que llamó a huir de individualidades cortoplacistas para sumar esfuerzos. La guinda de ese pastel de éxito está en el centro del mismo, en las personas, que son los clientes finales y a los que «siempre hay que escuchar, pues son ellos los que nos dicen lo que quieren».

El futuro y RTVE

En torno a esa visión empresarial que a veces choca con la calidad de algunos contenidos, surge otro de los debates habituales que Echevarría tampoco esquivó ayer. ¿Es necesario que la televisión solo entretenga o también forme al público? «Nosotros debemos atender al resultado, entretener y hacer el negocio rentable, no nos pueden pedir que además hagamos una labor educativa, para eso están los medios públicos que deben atender a las necesidades de la sociedad», defendió el presidente de Mediaset España. Echevarría señaló que el modelo actual de RTVE «no es sostenible». Sobre todo, apuntó, porque el ente público «no tiene la dimensión adecuada y tiene un problema de gastos». El responsable de Mediaset España destacó que la plantilla de su medio está formada por alrededor de 1.200 personas y la de RTVE por más de 6.700 «y con unas audiencias mucho peores».

Lo que es evidente es que en el futuro de los medios seguirá figurando RTVE. Un futuro que Echevarría dibujó como «de cambio y modificación, con medios digitalizados». Solo los que completen ese proceso «sobrevivirán», confesó el presidente de Mediaset España. «Es ese futuro no faltará nadie. Si los gurús no acertaron al vaticinar el fin de la radio con la llegada de la televisión, tampoco ahora los medios escritos desaparecerán», apostilló. Lo que es indispensable para esos medios es no encontrarse palos en las ruedas «como el follón de los canales en el que nos metió a las televisiones el que ha sido el peor ministro de Industria: José Manuel Soria»

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate