Diario Vasco

El mercado interior mantiene el latido de las ventas de Gipuzkoa en el inicio de otoño

El mercado interior mantiene el latido de las ventas de Gipuzkoa en el inicio de otoño
  • Septiembre supone un punto de inflexión para las exportaciones, que cayeron un 19,3% tras haber registrado un mes de agosto muy positivo

La primera en la frente. Ya avisamos en la edición de ayer de que el otoño se presentaba plagado de incertidumbres internacionales que podían condicionar la evolución positiva de las ventas de las empresas guipuzcoanas en el rush final del año. Pues bien, según el informe mensual de ventas del departamento foral de Hacienda y Finanzas, el incremento de facturación de las firmas del territorio se ha reducido hasta el 0,5% en este inicio de otoño. ¿La causa? Según la estadística, un constipado monumental de las exportaciones en septiembre, el mes en el que, en principio, se recupera la actividad para encarar el fin de año. Pues bien, en comparación con el mismo mes del pasado ejercicio, las ventas exteriores se redujeron un 19,3%, la mayor caída interanual que presenta la estadística desde 2009 -las exportaciones sirvieron de flotador para las empresas en el segundo embate de la crisis entre 2012 y 2014-.

Las incertidumbres, por tanto, se han confirmado. Aun así, de momento, el informe de Hacienda que se obtiene a partir de las declaraciones del IVA y de las retenciones e ingresos a cuenta de rendimientos de trabajo de las empresas no financieras del territorio, que se presentan con una perioicidad mensual, presenta un halo de optimismo, vestido de ventas interiores. El consumo estatal se ha mantenido pujante y es el que mantiene en positivo y con pulso la evolución de las ventas de las compañías de Gipuzkoa. En septiembre las ventas interiores apenas repuntaron un 0,3% en comparación con el mismo mes de 2015, una evolución similar a la del tercer trimestre del año (0,3%). En lo que vamos de ejercicio la facturación en el Estado ha aumentado un 1,5%.

La pérdida de ritmo comercializador se notó a final del periodo estival y el inicio del otoño. Y es que tras dos meses antagónicos -julio dejó cifras globales preocupantes que posteriormente se corrigieron con un buen agosto-, septiembre volvió a dar arena y vistió de rojo la estadística del tercer trimestre del ejercicio. Como apuntan desde el departamento de Hacienda, el año comenzó algo torcido en lo que a ventas se refiere, el segundo trimestre aportó optimismo, pero en el tercero vuelve a pronunciarse la incertidumbre. Entre julio y septiembre la caída de ventas se sitúa en el 3,5% en comparación con el mismo periodo del pasado curso, empujado por la caída de las exportaciones (-10.9%). Las ventas interiores suavizaron el retroceso con un aporte un 0,3% superior al de 2015.

La industria se descuelga

La revisión por sectores de la evolución de las ventas deja clara una evidencia: el turismo y el consumo están tomando una importancia capital en la economía guipuzcoana, una situación de la que saben mucho las comunidades españolas que dependen de ello, que han visto crecer su PIB trimestral por encima de la media española en el tercer trimestre del año. Así, el sector servicios es el que menos cayó en su facturación en septiembre (-1%), pero su evolución en el trimestre es de un 3% por encima de las cifras de 2015. En el total de lo que llevamos del año, su avance también se sitúa en el 3%, lo que supone sextuplicar el incremento de ventas guipuzcoano.

En el otro lado, preocupa el descuelgue industrial en el noveno mes del año y en verano. En septiembre las ventas del sector manufacturero cayeron un 10,4%, el peor retroceso mensual desde 2013 según la serie histórica de Hacienda. El verano dejó un descenso del 7,4% lo que, por primera vez, hace que el acumulado de ventas del año de la industria se coloque por debajo del de 2015 (-0,6%). En estos momios tienen mucho que ver las exportaciones, que se contraen un 1,3%, sobre todo a consecuencia de las ventas a países de fuera de la UE, donde la facturación ha caído un 12,6% en comparación con 2015.

Aunque los datos no parezcan acompañarlo, el empleo sí que creció durante el verano tanto en la industria como en los servicios. De esta forma, se ha producido un incremento del 2,9% en las personas que trabajan en Gipuzkoa, según las declaraciones de las empresas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate