Diario Vasco

El endeudamiento empresarial alcanzó el 50,3% en 2014, un 8% menos que en 2009

  • Las medianas empresas (de 50 a 249 empleados) fueron las únicas con un endeudamiento creciente (1,1 %) que se situó en el 56,3 % en 2014

El endeudamiento total de las empresas no financieras de Euskadi disminuyó ocho puntos entre 2009 y 2014 y se situó en ese ejercicio en el 50,3 %, según los datos aportados por el Instituto Vasco de Estadística, Eustat.

El endeudamiento total mide la relación entre los fondos ajenos y los recursos de las empresas. En el caso de Euskadi demuestra que en 2014 algo más de la mitad del activo estaba financiado con recursos ajenos.

En las grandes empresas (con más de 249 empleados) este parámetro bajó entre 2013 y 2014 un 2,9 % y alcanzó el 45,9 %. Las microempresas (menos de 10 empleados) y las pequeñas empresas (de 10 a 49 empleados) tuvieron descensos del 0,5 y 0,8 %, respectivamente, con ratios de endeudamiento del 48,9 y el 52,5 %.

Las medianas empresas (de 50 a 249 empleados) fueron las únicas con un endeudamiento creciente (1,1 %) que se situó en el 56,3 % en 2014.

Por sectores, la construcción registró una ratio de endeudamiento de un 61,3 %, la industria un 49,3 %, y los servicios de mercado de un 48,8 %.

Por su parte, la rentabilidad financiera de estas empresas fue del 3,8 % en 2014, cinco décimas porcentuales superior a la del año anterior.

Las pequeñas y medianas empresas son las que mejor dato obtuvieron (5,4 % y 6,6 %, respectivamente). La construcción registró una rentabilidad negativa del 1,8 %, los servicios de mercado alcanzaron el mejor resultado con un 4,5 %, y la industria obtuvo un 4,1 %.

En cuanto a la rentabilidad económica, este índice se colocó en 2014 en el 3 %. Por estratos de empleo, fueron las empresas medianas las que tuvieron una ratio más elevada (4 %). Por el contrario, las microempresas y las grandes empresas, con un 2,4 %, fueron las que lograron menor rentabilidad económica.

En el lado positivo destacó el sector de las telecomunicaciones, con un 6,5 %, y en el negativo el de otros servicios personales con el -1,1 %.

El apalancamiento financiero, que analiza el impacto de la estructura financiera de la empresa sobre su rentabilidad financiera, fue positivo con independencia del tamaño de las firmas y del sector al que pertenecían.

Asimismo, el patrimonio estimado de las empresas no financieras creció el 0,1 % respecto al año anterior y alcanzó los 197.780 millones de euros.

Las grandes empresas fueron las más intensivas en capital, ya que con el 12,5 % de la ocupación concentraron el 21,1 % del activo total de la economía en ese año.

Las microempresas poseían el 39,8 % del patrimonio empresarial con el 43 % del personal ocupado y las medianas aglutinaron el 39,1 % de los activos ocupando al 44,5 % del personal empleado.

En el reparto del activo por sectores, el 39,9 % del total correspondió al sector industrial, que contaba con el 26,8 % del empleo, aunque fueron los servicios de mercado los que concentraron el mayor porcentaje (el 49,1 % del patrimonio con el 64,8 % del empleo).

Por último, según el Eustat, la diferencia entre el activo corriente y el pasivo corriente (fondo de maniobra) fue positiva y se cifró en 22.384 millones de euros, un 4,5 % superior a la de 2013.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate