Diario Vasco

Alberto Conde, fundador de Nem Solutions: «La tecnología ayuda, pero las personas son insustituibles»

- Su empresa es joven, pero el éxito ha sido fulgurante. ¿Cuáles han sido las claves?

- Tenemos tres principios que nos acompañan desde el comienzo. El primero, estar siempre un poco incómodos, porque si lo tenemos todo bajo control podemos ir más rápido. El segundo es estar atentos a las oportunidades, a buscar la diversidad y a pensar diferente. Y, finalmente, ser valientes, aunque no temerarios, a la hora de internacionalizarnos y codearnos con empresas cuyos presupuestos nos superan en millones de euros en innovación y márketing. A estos tres principios hay que añadirles mucho trabajo.

- ¿A qué se dedica su empresa?

- Ofrecemos herramientas que permiten mantener los negocios basados en máquinas complejas con la menor incertidumbre posible. Trabajamos sobre todo en el sector ferroviario y eólico. Estas máquinas producen datos que nosotros analizamos para anticipar las necesidades de mantenimiento antes de que tengan un fallo. En 2007 esto no tenía nombre. Ahora se le empieza a conocer como Industria 4.0.

- Sobre ustedes recae una gran responsabilidad, porque sus equipos deben avisar con tiempo si va a fallar el eje de la rueda de un tren o la pala de un aerogenerador...

- Sí, pero además de tecnología hay mucha colaboración entre Nem y sus clientes. Nosotros no lo sabemos todo, la tecnología ayuda, pero las personas son insustituibles. Por lo tanto, es un binomio.

- ¿Qué nuevos sectores o nichos de negocio estima que son interesantes para Nem Solutions?

- No voy a decir que no tengamos puestas las miras en otros sectores, pero a día de hoy la prioridad es consolidarnos y crecer en los que estamos trabajando, porque todavía ofrecen mucho recorrido. Somos una empresa con cincuenta trabajadores y queremos seguir alineados en lo que sabemos hacer.

- ¿Gipuzkoa es un territorio que favorece el desarrollo de startups?

- No conozco otros lugares, yo he emprendido aquí. Trabajamos en San Sebastián y desde aquí conseguimos clientes en los cinco continentes. A partir de esta realidad, se me hace complicado sacar otras conclusiones. Solo constato que nosotros no estamos pensando en deslocalizarnos, aunque tenemos delegaciones en Inglaterra y en Estados Unidos para estar más cerca de nuestros clientes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate