Diario Vasco

Kutxabank gana un 21% más y mantiene el tipo frente al euribor gracias a su red

Goyo Villalabeitia, presidente de Kutxabank.
Goyo Villalabeitia, presidente de Kutxabank. / FERNANDO GÓMEZ
  • Gana hasta septiembre 190 millones, apoyado en la contención de gastos, las menores provisiones y la aportación de sus empresas participadas

Kutxabank, el banco de las cajas vascas, presentó ayer sus resultados consolidados de los nueve primeros meses del año; un periodo en el que la entidad presidida por Goyo Villalabeitia se apuntó un beneficio neto de 190,3 millones de euros, lo que supone una mejora interanual del 20,7%. El análisis de la letra pequeña de las cuentas (al menos de la escueta información ofrecida por la entidad), permite apreciar dos claves fundamentales en el balance.

De una parte, la intensísima actividad comercial que Kutxabank viene realizando, lo que le ha permitido ganar, básicamente, tiempo frente al roto que un euribor empeñado en no abandonar el terreno negativo está haciendo a todo el sistema financiero. La referencia estrella del maremágnum de hipotecas aún vivas en España cerró el mes de octubre en el -0,057% en lo que resultó su octavo mes consecutivo con un signo menos por delante.

Esa pelea sucursal a sucursal, además, se realiza en un entorno de competencia feroz y con todas las entidades del sector (sean vascas, españolas o extranjeras) volcadas en amarrar a los clientes como sea. Más, en una tierra como Euskadi en la que los créditos se pagan mejor que en el resto (siempre hay menos morosidad) y en la que el nivel de vida permite carburar antes y mejor a un montón de productos que caminan en paralelo a la recuperación económica como puedan ser los créditos al consumo, las mismas hipotecas, los seguros o la inversión que realizan las empresas. La entidad de Kutxa, BBK y Vital mejoró un 3,6% los recursos de clientes hasta los 53.981 millones, elevó un 36% y un 29%, respectivamente, la contratación de préstamos hipotecarios y de consumo, y destinó a empresas un importe global de 9.692 millones entre enero y septiembre.

Nadie gana dinero prestando dinero y remunerándolo vía depósitos -tampoco Kutxabank, cuyo margen de intereses cayó un 10%-, pero al menos los más activos (como la entidad vasca) acumulan volumen de nueva contratación para cuando esos tipos de interés dejen de ser un lastre. Un tiempo que, por ahora, parece lejano, pero que todos saben que llegará. La cuestión es aguantar el tipo.

Gastos y participadas

Las cuentas de Kutxabank, a la que la volatilidad vivida en los mercados le ha pasado factura vía unas menores comisiones (aquí pesan mucho las que se cobran por los fondos de inversión), tienen otra clave evidente. Si la intensa actividad ha permitido al banco mantener el tipo en un escenario muy complicado, la mejora interanual del beneficio se explica por otras cosas.

Lo que justifica el crecimiento de las ganancias se esconde en unos menores gastos (los de administración cayeron un 6,7% y los de personal, un 5,8%) y también en unas provisiones por deterioro de activos un 51,1% inferiores a las realizadas en el mismo periodo del pasado ejercicio. 'Sólo' se destinaron a este último capítulo 192 millones de euros.

A esto se suma una inyección de dinero en vena procedente de las empresas participadas de Kutxabank. Sobre todo de Euskaltel, que ahora consolida por puesta en equivalencia en las cuentas del banco (la entidad se apunta su 25,1% del resultado de la teleco). Este apartado sumó 97 millones de euros, casi el doble que un año atrás. La entidad aseguró que los números hasta septiembre suponen «cumplir» con sus previsiones. Estimaciones que, sin embargo, no detalló después.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate