Diario Vasco

La recaudación de Gipuzkoa por Sociedades ha caído en la crisis el triple que la media europea

El diputado general, Markel Olano, junto al responsable de Hacienda, Jabier Larrañaga, en una comparecencia en Juntas.
El diputado general, Markel Olano, junto al responsable de Hacienda, Jabier Larrañaga, en una comparecencia en Juntas. / MICHELENA
  • La nueva previsión para 2016 coloca los ingresos por este tributo en mínimos históricos

  • Solo 5,5 euros de cada 100 que ingrese el fisco este año dependerán de los beneficios empresariales, por los 7,4 de Álava o los 7,7 de Bizkaia

Como a la hora de tomar cualquier medicamento conviene conocer los efectos secundarios que puede provocar su ingesta, el lector debe leer también el prospecto de esta información: 1. Gipuzkoa es un territorio en el que las pymes representan alrededor del 99% de su tejido empresarial. 2. La crisis ha afectado muy mucho a este tipo de empresas con el músculo justo para poder hacer frente a un periodo prolongado de recesión. 3. Se advierten signos de mejoría.

Bien, ¿Se ven con fuerzas para continuar? Pues ahí vamos. Gipuzkoa prevé recaudar este año 236,8 millones de euros a través del Impuesto de Sociedades, ese gravamen que se nutre, principalmente, de los beneficios que las empresas declaran al fisco foral. Esa cifra, aunque sea por solo 300.000 euros, se convertirá, en caso de confirmarse, en la menor cuantía que desde el año 2000 ingresará la Hacienda guipuzcoana a través de este tributo. Una circunstancia que preocupa a la Diputación, pero que ha dejado de suponer un quebradero de cabeza para la institución, que entiende que la recaudación por Sociedades ha tocado suelo y las compañías que operan en el territorio comienzan a ver la luz.

«No es el momento de pedir mucho más al impuesto ni a nuestras empresas y solo debemos buscar su mejora de salud tras tantos años de crisis», destacó el diputado general Markel Olano en su última comparecencia en Juntas Generales para informar sobre la recaudación fiscal del territorio. Y es que todavía da la sensación de que tardará en llegar el momento, a no ser que haya modificaciones fiscales, para que la mejora de los resultados de las empresas tenga su reflejo en ingresos para la Hacienda foral, ya que buena parte de ellas siguen reflejando en sus declaraciones las pérdidas acumuladas de los años anteriores.

Pero bueno, a nosotros nos toca describir el suelo en el que nos encontramos y compararnos con la evolución que la recaudación por este impuesto ha registrado durante los años de crisis hasta llegar a día de hoy. Y esa comparativa no deja en muy buen lugar a Gipuzkoa. Entre 2007 y 2016 los ingresos por Sociedades han caído un 57,4% en el territorio, por la media del 18,6% que descendió hasta 2014 en la UE y el 18,2% que se minoró en la Eurozona -en Gipuzkoa hasta 2014 la bajada fue del 57,35%-. Es decir, el socavón del IS ha triplicado el que se ha registrado en la Unión.

En lo que respecta a Euskadi la situación no es mucho mejor, ya que la bajada se sitúa en el 55% y este ejercicio, además de marcar otro mínimo histórico recaudatorio en Sociedades, será la primera ocasión en los últimos 15 años en los que se recaudarán menos de mil millones por el gravamen a empresas, 913 concretamente.

Solo por delante de España

En el informe que publicó Eurostat a comienzos de este año y en el que se refleja esta evolución tributaria y el peso que la recaudación por impuestos supone en cada país de la zona euro, solo España registraría una evolución peor que Gipuzkoa, con una caída en los ingresos por IS del 58,3%. Unas cifras que contrastan con las registradas en los países más próximos al territorio, como Francia, en el que el descenso apenas llega al 1,6%, Reino Unido (-8,3%), Portugal (-18,8%) o Italia (-30,6%). Apenas ocho países se apuntan incrementos, con el paraíso fiscal Malta (+47,8%), a la cabeza, lo que también invita a pensar en los movimientos que algunas firmas han realizado durante la crisis para tratar de reducir su carga fiscal y mantener sus márgenes aunque cayeran sus beneficios. Entre las principales potencias de la UE, solo Alemania (+1,8%) recauda más por Sociedades que antes de la crisis.

En lo que a ingresos totales por impuestos se refiere, en la UE apenas son cuatro países los que registraron retrocesos recaudatorios entre 2007 y 2014. Probablemente se hayan imaginado quienes fueron. Exacto. Los denominados PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia y España), aunque salvando a los lusos e incluyendo a otro país que registró otro rescate: Chipre. Grecia vio caer sus ingresos un 12,4%, España un 9,2%, Irlanda un 8,8% y Chipre un 1,1%. El resto de países europeos sumó un crecimiento medio del 11,1%, con Reino Unido (+17,5%), Francia (+18,2%) o Alemania (+20,2%) como referentes.

¿Y Gipuzkoa? Pues su caída recaudatoria entre 2007 y 2014 se aproximaría al 10%, por encima de la de España, aunque en los últimos dos ejercicios ha corregido algo el rumbo y este año rebajará esa reducción hasta el -3,05%.

Tributo...¿marginal?

El Impuesto de Sociedades ha pasado de representar una de las partes vitales de la recaudación en Gipuzkoa a convertirse en un tributo con escaso peso en los ingresos totales. En 2007, 13 de cada 100 euros aproximadamente que llegaron a las arcas forales por tributos concertados lo hicieron con la firma del IS. Nueve años después, apenas 5,5 euros de cada 100 llevarán la misma firma. «Cualquier millón es bueno, pero está claro que los vaivenes del Impuesto de Sociedades no nos hacen un roto», confesó a DV hace unas fechas el propio diputado de Hacienda, Jabier Larrañaga, a la hora de describir la evolución en lo que va de ejercicio del gravamen.

Y es que la Diputación sostiene que es más beneficioso ver mejorar la salud de las empresas, que creen empleo y mantengan su arraigo, que ver crecer exponencialmente la recaudación por Sociedades al calor de la recuperación.

En ese sentido, todavía resta mucho recorrido. Si nos atenemos a los últimos datos disponible de la base del Departamento de Hacienda y Finanzas en torno a la campaña de Sociedades de 2014, la última disponible, apenas 8.000 empresas de un total de 24.870 declararon beneficios, mientras que algo más de 16.000 presentaron una base liquidable negativa. Éstas, llegaron a compensarse en dicho ejercicio bases liquidables negativas de ejercicios anteriores por valor de 265 millones de euros, lo que muestra de forma clara que la herida de la crisis sigue dejando marca en las cuentas actuales y lo seguirá haciendo en los próximos ejercicios.

Por realizar una comparativa, en 2007, 12.695 compañías presentaron un liquidación negativa y 10.266, positiva. Aunque la gran diferencia radica también en la base liquidable total de todas las firmas con actividad en Gipuzkoa. En el año previo a la crisis, la base liquidable imputada a Gipuzkoa de las empresas que operaban en el territorio ascendió a un total de 3.225,3 millones de euros -la recaudación final por Sociedades fue de 556,2 millones-, mientras que en la campaña de 2014, la base liquidable total se quedó en 224,8 millones. Una diferencia sustancial.

Por tanto, no cabe duda que el tributo seguirá representando una parte bastante inferior a la ideal en lo que respecta al total de ingresos fiscales del territorio. En 2017, la previsión señala que se alcanzarán los 240,4 millones por Sociedades, apenas un 1,52% más que en el ejercicio anterior, mientra que Gipuzkoa espera elevar su recaudación total un 3,4%.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate