Diario Vasco

«Saber idiomas te permite comunicarte y realizar tus sueños»

Javier Lacunza, director de Academia Lacunza, habla con fluidez castellano, inglés, francés e italiano.
Javier Lacunza, director de Academia Lacunza, habla con fluidez castellano, inglés, francés e italiano. / MICHELENA
  • JAVIER LACUNZA, DIRECTOR DE ACADEMIA LACUNZA

  • Con el lema 'If you have the words you have the world' por bandera, Lacunza ya ha enseñado idiomas a más de 70.000 alumnos

La historia de la academia Lacunza no comienza en 1956, cuando abrió el primer centro en San Sebastián, sino que hay que remontarse a 1937. La Guerra Civil española llevó a Francisco Javier Lacunza Azkarate, con siete años, a coger un barco con destino a Inglaterra junto con su hermano José, de 10, y otros 4.000 niños. Allí estuvo más de dos años, pero no aprendió nada de inglés, porque se relacionaba solo con otros jóvenes españoles. Pero sí le quedó un gran recuerdo de ese país y de su cultura, así que al regresar comenzó a estudiar el idioma, y luego se decantó por impartir clases. Desde entonces, se ha producido un incremento constante y ya han pasado por esta academia más de 70.000 alumnos. En 1987 empezó a trabajar allí su hijo, Javier Lacunza Oyarbide, quien en 1996 cogió las riendas de la empresa. Habla cuatro idiomas: castellano, francés, inglés e italiano.

- ¿Sigue siendo el inglés el idioma del futuro?

- Se trata de una lengua que ha crecido enormemente desde la Segunda Guerra Mundial. En los años 40 no contaba con muchos hablantes, pero el poderío económico de Estados Unidos y Gran Bretaña ha llevado a que hoy en día se conozca en todos los lugares del mundo. Actualmente, se espera que cualquier persona que tenga contacto con el exterior sepa inglés y esto va a continuar mucho tiempo.

- ¿Puede aparecer algún otro que coja una mayor preponderancia?

- Posiblemente, pero no creo que llegue a desplazar al inglés. Algunas personas hablan del chino, pero nuestro nivel de aprendizaje nunca va a llegar a ser tan alto como el que tenemos del inglés. Me explico: en una reunión de negocios con una persona china, nuestro dominio del chino nunca va a ser mejor que el suyo con el inglés.

- Me ha gustado el lema de la academia: If you have the words, you have the world (si tienes las palabras, tienes el mundo)...

- Quisimos hacer referencia a que es fundamental comunicarte con los demás, ya que es la manera de poder realizar tus sueños. Cuando hacemos mención a esa frase no estamos diciendo en qué lengua, pero sí hacemos énfasis en que la capacidad de expresión en cualquier idioma se presenta fundamental para hacer entender a tus interlocutores lo que tú esperas o deseas.

- ¿Hay interés en Gipuzkoa en aprender otros idiomas?

- En Euskadi, pero principalmente en Gipuzkoa, los padres siempre han tratado de dotar a sus hijos de los mejores medios posibles para poder desarrollarse en el futuro, y esto tiene que ver con la educación. Siempre han invertido en la educación de sus hijos y han entendido que los idiomas son fundamentales. Aprecian que el aprendizaje que se puede dar en los colegios en relación a los idiomas es limitado, ya sea por el número de alumnos por clase o la formación del profesor. Entonces, es cuando deciden enviar a sus hijos a Lacunza porque saben que van a contar con una enseñanza más personalizada y atenta.

- ¿Cuál es el mejor método para enseñar un idioma?

- El que mejor se adapte al alumno. Precisamente, ésta es una de las fortalezas de la academia Lacunza, ya que nuestro método es el que mayor satisfacción logra. Se trata de un sistema principalmente comunicativo, en el que vemos las necesidades del estudiante. Nos amoldamos a ellos para ofrecerles tres herramientas: soltura en las conversaciones, precisión a la hora de hablar y una buena pronunciación.

- ¿Enseñar a un niño o un adulto resultará completamente diferente?

- Por su puesto, por ello tenemos profesores especializados. Los niños absorben mucho más rápido las ideas, pero también las olvidan antes. Por ello, necesitan disponer de una estructura para que introduzcan todas esas piezas que van a aprendiendo. En este sentido, no puede tratarse de un sistema aburrido, sino que hay que enseñarles de una manera divertida y que, a la vez, se adapte a sus inquietudes e intereses. La atención que prestan los adultos y sus objetivos resultan totalmente distintos, por lo que hay que cambiar la metodología.

- A la hora de aprender un idioma hay diferentes apartados: lectura, conversación, entendimiento y redacción. ¿Cuál resulta más complicado para los alumnos?

- No creo que haya uno que cueste más. No obstante, si hacemos referencia a la hora de hacer un examen, podríamos destacar dos. Por un lado estaría el que en inglés llamamos 'listening', porque los examinados deben escuchar una cinta y tienen miedo a que pueda producirse algún ruido o interferencia que les prive de entender lo que se dice. La segunda sería el 'speaking' o conversación y se debe a dos cuestiones: por lo general nos da cierto pudor hablar un idioma que no es el nuestro y eso afecta a la confianza y luego estaría la dificultad en la pronunciación, dado que los españoles no somos muy dados a escuchar.

- ¿Esto valdría tanto para el inglés como para el francés?

- Diría que sí. Creo que el inglés resulta más fácil de aprender hasta llegar a un nivel de supervivencia, porque tiene una estructura más sencilla, tanto a la hora de formar frases como en la conjugación de los verbos...

- ... Pero cuando ya se tiene cierto nivel aparecen, por ejemplo, los terroríficos 'phrasal verbs' (expresiones que se forman combinando verbos con preposiciones o adverbios)...

- ... (Entre risas). Sí. Luego resulta más sencillo el francés, porque tiene más similitudes con el castellano y se nos hace más familiar.

- ¿Cuáles son los errores más comunes que cometen los alumnos?

- Aprender a conjugar los verbos siempre resulta complicado. Otros fallos se producen como consecuencia de las interferencias entre los idiomas o lo que podríamos llamar los falsos amigos, palabras que parecen iguales que en el idioma que dominas, pero que realmente no lo son.

- Aprender un idioma en clase está bien, pero ¿se avanza más con la estancia en un país donde esa lengua es nativa?

- En Lacunza ofrecemos la opción de viajar al extranjero, pero tendría cuidado con esta opción. Yo recomendaría que si te vas a otro país acudas con una base, porque si se parte de cero va a costar. Por otro lado, la utilidad de viajar a otro país para aprender un idioma se pierde si te rodeas de gente que habla tu propia lengua.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate